Caixa Girona prevé rebajar plantilla un 5% y cerrar 15 oficinas

31 de marzo de 2010 (16:41 CET)

Caixa Girona va soltando, poco a poco, píldoras de lo que será su plan de futuro. La entidad provincial gerundense prevé asegurar su viabilidad en solitario reduciendo hasta un 5% la plantilla -unas 57 personas- y un 6,5% la red de oficinas, con el cierre de unas 15 sucursales no rentables, según ha informado la entidad.

Caixa Girona se decolgó este mes de la fusión de cajas comarcales en la que iba a integrarse junto a las de Sabadell, Terrassa y Manlleu para formar una gran caja en Cataluña que iba a operar bajo la marca Unnim.

La reducción de plantilla se efectuará "por vías voluntarias y pactadas de carácter no traumático", especialmente entre los empleados de más edad. En los últimos dos años, el personal ha decrecido en 56 personas, hasta 1.132 empleados.

El cierre de oficinas se llevará a cabo sobre todo fuera de la provincia de Girona y en poblaciones con más de una sucursal abierta. En 2009, la red disminuyó en nueve oficinas, y ahora hay 229. Estas previsiones forman parte del plan de negocio de la caja para los próximos cinco años, que tiene por objetivo mejorar la eficiencia y realizar los ajustes necesarios para mantener la rentabilidad. Con todo, la caja gerundense destacó que su ratio de eficiencia actual es el segundo mejor entre las cajas catalanas, superado sólo por Caixa Tarragona.

El plan de negocio de Caixa Girona prevé aumentar la penetración en el segmento de pequeñas y medianas empresas, en banca privada y banca personal. También busca incrementar la distribución de productos de seguros de ahorro, planes de pensiones y fondos de inversión colectiva para hacer subir los ingresos recurrentes. Asimismo, contempla ingresos extraordinarios por la "puesta en valor de diversos activos", que destinará a dotaciones para conseguir un nivel de aprovisionamiento "adecuado, ha informado la entidad.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad