Carulla propuso los vocales de la mesa electoral después de dejar la presidencia del Orfeó

stop

La candidata sugirió dos personas de su confianza cuando ya era candidata a la renovación

Mariona Carulla

10 de noviembre de 2010 (19:28 CET)

Mariona Carulla renunció a la presidencia de la asociación cultural Orfeó Catalá en una reunión de la junta directiva de dicha entidad del 26 octubre pasado. En ese encuentro, Carulla informó de su renuncia formal al cargo para favorecer “la transparencia durante el proceso electoral que acaba de empezar”, según ha podido saber Economía Digital. Acto seguido, cuando formalmente Carulla ya no era presidenta, propuso el nombramiento de dos miembros de la entidad para formar la mesa electoral, órgano que está controlando el proceso de renovación de la directiva del Orfeó.

Carulla sugirió que esos cargos fueran desempeñados por Antoni Dalmau, ex presidente de la Diputación de Barcelona y ex alto cargo socialista, y Asumpta Terrés, cantante.

Consultadas fuentes de la entidad cultural catalanista han quitado importancia a un comportamiento, que la candidatura alternativa de Enrich Enrech considera irregular y fruto del “juego sucio” denunciado en las últimas horas de la opción continuista que encabeza Carulla.

“No le vemos la importancia porqué incluso si la propuesta de la señora Carulla se hubiese hecho después de dimitir, no hubiera sido relevante porqué quien tenía que decidir fue la junta y lo hizo favorablemente y por unanimidad”, asegura el director de mecenazgo y comunicación de la institución, Albert Roura.

No impuso su propuesta

En este sentido, el portavoz oficial entiende que “hubiera sido irregular si la señora Carulla hubiese impuesto su propuesta”. Por lo tanto, defiende que mientras la ex presidenta estuvo presente en la reunión lo hacía en condición de miembro de la junta y estaba facultada a realizar propuestas que podían ser aceptadas o no. El equipo de campaña de Mariona Carulla no quiso opinar sobre este hecho y remitieron al Orfeó para aclarar cualquier duda al respecto.

En la misma reunión, Carulla (después de haber dejado la presidencia) solicitó también que se nombraran las personas que están ocupando los cargos vacantes de presidente y secretario del Orfeó Català. La junta aprobó la iniciativa, con lo que se nombró a Josep Maria Busquets como presidente provisional y a Carlos Gardón como secretario. El primero por ser el miembro del organismo de mayor edad y el segundo por ser el más joven.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad