Catalunya teme por la unidad barcelonista mientras Madrid descalifica la ambición política de Laporta

stop

REACCIONES DE LA PRENSA ANTE LA DENUNCIA AL EX PRESIDENTE

17 de octubre de 2010 (12:31 CET)

La decisión de la asamblea de socios compromisarios del Barça de llevar frente a los tribunales al ex presidente Joan Laporta ha sido recibida con elogios por la prensa por la forma como se tomó y con distinta virulencia según su origen. Catalunya destaca la vertiente interna del club mientras en los medios de ámbito español se relaciona criticamente y sin ambages la gestión del ex presidente con sus ambiciones políticas independentistas.

El Periódico de Catalunya, en su editorial afirma: “Los socios del Barça han dado una lección de transparencia democrática digna de ser imitada por el resto de los clubes de fútbol. En una asamblea abierta, los compromisarios decidieron ayer encargar a la directiva que ponga en marcha los mecanismos legales para pedir cuentas a la anterior junta por la gestión de los intereses del club”. Pero matiza: “Laporta sale menos malparado de lo que podría haber salido. No en balde se está analizando una etapa en la que el equipo consiguió lo que nunca -ni él ni ningún otro de España- había logrado. Los excesos del ex presidente quedan inevitable y parcialmente ocultos tras los éxitos del equipo”.

Laporta
podría hacer pagar el club su fechoría , ya que “el mismo Laporta se protegió -con una cobertura de 25 millones- ante posibles responsabilidades económicas hasta el 2016 con una póliza de seguro que también va a cargo del Barça”, destaca el Periódico.

El director de La Vanguardia, José Antich, en su artículo diario destaca el hecho de que hayan sido los socios quienes hayan dado por buenos los resultados económicos de Rosell y descalificado los de Laporta. “La exigencia de responsabilidades judiciales va a abrir un largo periodo de litigios, algo que no gusta a la mayoría del barcelonismo, como también se vio ayer en muchos momentos de la asamblea de compromisarios. Fue, sin duda, el importante monto de las partidas sin documentar o sin justificación adecuada lo que acabó decantando la decisión del socio. “. Antich termina su billete asegurando que la decisión de los compromisarios, al no ser sólo de la directiva, pasa a los anales del club y “complica la incipiente carrera política de Laporta.”.

Joan Vehils, director del diario deportivo Sport, elogia la marcha de la asamblea del Barça y a Rosell. “Sin embargo, en su mejor día frente a un micrófono perdió una de sus primeras promesas electorales. Las acciones judiciales que el club emprenderá frente a Laporta y su junta hace que no podamos ver el ‘Barça de tots’ que tanto soñaba el presidente. Laporta y los suyos ya nunca serán de su club”, afirma .

Santi Nolla, director de El Mundo Deportivo, comenta favorablemente el resultado de la asamblea, pero marca una salvedad: asegura que “en el grupo de Laporta hay muchos directivos honestos que serán juzgados por excesos que no van con ellos”

El diario AVUI se limita una crónica en la que relaciona la decisión de los compromisarios de procesar a Laporta y a los miembros de su última junta como “voto de castigo” . En un análisis de ambiente el diario catalanista afirma que para el barcelonismo la jornada del sábado trató de dilucidar “un gran dilema moral” .

Mucho más dura es la opinión del diario deportivo Marca, que en su editorial afirma: “los socios hacen bien llevando a Laporta ante el juez” . El diario madrileño se ufana de haber descubierto algunas de las irregularidades de la junta laportista. Al mismo tiempo alaba la gestión del actual presidente del Barça, Sandro Rosell. De este afirma que ha entendido que el Barça no tiene que ser un vehículo de promoción de nadie (en alusión a la campaña política de Laporta) y destacan que haya sido Sandro el primer presidente que ha levantado la manta de anteriores gestiones.

El diario ABC destaca la vertiente más espectacular de la personalidad de Laporta, al que califica de “candidato de los escándalos”, en un articulo en el que repasa los momentos más llamativos de la presidencia del ahora demandado: el desnudo en el aeropuerto, el baño de champán después de una victoria del Barça o su enfrentamiento con el presidente de Extremadura.

Por su parte, el editorial de El Mundo "¿Laporta, el Gil catalán?" compara al ex presidente del FC Barcelona, Joan Laporta, con el ex presidente del Atlético de Madrid Jesús Gil, que, al igual que Laporta, dio el salto a la política y se convirtió en alcalde de Marbella.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad