Collboni pide anular los votos de mesas en entredicho

stop

El candidato del PSC a las primarias de Barcelona pide garantías para asegurar el éxito de la segunda vuelta

Collboni, votando en las primarias. EFE

31 de marzo de 2014 (13:00 CET)

La polémica del voto pakistaní va camino de sepultar las buenas intenciones de las primarias del PSC en Barcelona. Jaume Collboni, ganador de la primera vuelta de los comicios y candidato señalado por todo este asunto, ha pedido que se tomen medidas drásticas para salvar el éxito de la segunda vuelta. Ha solicitado a la autoridad electoral socialista, que domingo desestimó tomar cartas en el asunto, que invalide los tres puntos de votación en entredicho, si lo cree necesario.

“Creemos que el contexto mediático generado y la necesaria transparencia del proceso de primarias exige medidas que garanticen una segunda vuelta con todas las garantías y sin ningún atisbo de sombra”, asegura Collboni en un comunicado.

Medida

El ex diputado pide que se anulen las mesas de Ciutat Vella, Ciutat Meridiana y Poble Sec, donde él mismo ha resultado ganador, después de la polémica suscitada por grupos de ciudadanos de origen pakistaní que acudían a votar organizados en grupo a favor de su candidatura. Si bien es cierto que Collboni ha hecho mucha campaña en asociaciones de inmigrantes, la imagen de personas repartiendo su papeleta y, a veces, euros para votar cerca de las agrupaciones socialistas ha hecho mucho daño.

“Somos conscientes de la contrariedad que puede suponer para los cientos de ciudadanos que votaron a todas las candidaturas en aquellas tres mesas, pero creemos que ante todo, debe garantizarse la pulcritud del proceso de primarias abiertas y honorabilidad los candidatos”, ha dicho el primer ganador. No obstante, su mensaje es claro: “Hay que generar un ambiente de confianza en las nuevas formas de hacer política es una responsabilidad colectiva”.

Collboni ha sido el ganador de la primera vuelta de las primarias de Barcelona con 2.539 votos. Se disputará la segunda vuelta con la concejal Carmen Andrés, que obtuvo 1.702 votos. En tercer lugar, quedó Jordi Martí, por ahora líder municipal del PSC, que obtuvo 1.515. El propio Martí pidió impugnar las mesas sospechosas aunque se ha autodescartado para participar en la segunda vuelta en caso de cambio de resultados.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad