Neutrino Energy: La Era Del Homo Electricus

20 de septiembre de 2019 (10:44 CET)

Neutrino Energy: La Era Del Homo Electricus

La era del homo electricus llega en el momento en que el sistema de energía neutrino obtiene su fuente perfecta del medioambiente


En la actualidad, una vida sin energía eléctrica es inimaginable. Se vive en la era del homo electricus.

Desafortunadamente, el suministro de energía convencional no está exento de problemas. Pero los científicos están trabajando en una nueva clase de suministro de energía. Estos sistemas de recolección de energía de neutrinos revolucionarán el abastecimiento energético en la Tierra. Algún día reemplazarán a las baterías convencionales. Luego suministrarán electricidad a cada aparato eléctrico. Holger Thorsten Schubart, CEO del Neutrino Energy Group, enfatiza: "La energía neutrino es el poder perfecto". Hoy se necesita con más urgencia que nunca. Internet de las cosas, también conocido como Internet of Things o IoT, es una red de cosas físicas y virtuales que operan juntas a través de una infraestructura global de tecnología de información y comunicación. Sin embargo, estos dispositivos IoT requieren de energía, y a menudo están ubicados en lugares de difícil acceso. Esto dificulta el suministro de energía por medio de las baterías, ya que estas deben sustituirse o cargarse.

Los sistemas de recolección de energía de neutrino permitirán resolver los problemas energéticos.

Inicialmente como apoyo y luego por el reemplazo completo de las baterías. Estos sistemas convierten pequeñas cantidades de energía, energía que se encuentra en las inmediaciones de los dispositivos, en electricidad. La energía resultante se usa inmediatamente, o bien, se almacena en baterías o supercondensadores para su uso posterior. Los avances en la industria de la electrónica y la microelectrónica permiten el desarrollo de dispositivos de muy baja potencia. Con una nueva generación de dispositivos de alimentación, de microcontroladores (MCU) y de sensores, Neutrino Energy Harvesting Systems se convertirá en la tecnología del futuro a corto plazo. Las venta de semiconductores para los sistemas de recolección de neutrinos alcanzará pronto un volumen de varios miles de millones de dólares anuales, según los analistas de Semico Research. La mayor ventaja de Neutrino Energy Harvesting Systeme es que la energía puede generarse a partir de muchas fuentes diferentes. Estas incluyen ondas de radio, luz, calor o vibraciones.
No importa si estas fuentes son naturales o artificiales. Las células fotovoltaicas se utilizan como fuentes de luz y generadores termoeléctricos para gradiantes de temperatura, así como microvibradores neutrinos y antineutrinos. Los pequeños cubos de energía de neutrinos convierten la energía en electricidad. Por lo general, esta conversión de energía se optimiza a través de un rectificador y un circuito de acondicionamiento.

En definitiva, los Neutrino Power Cubes (cubos de energía neutrino) y el Energy Harvesting Systeme Energie (sistema de recolección de energía) absorben la energía del medioambiente y la transforman en electricidad.
Por ejemplo, incluso hoy en día los sensores o diodos emisores de luz, que son dispositivos de consumo de energía muy bajo, pueden operar fácilmente con estos sistemas. Otra ventaja de este tipo de sistemas es que son escalables. Es decir, en la escala correspondiente pueden suministrar electricidad a todos los electrodomésticos de aquí a unos pocos años. El mayor desafío al que se enfrentan estos dispositivos de recolección y administración de energía es proporcionar un suministro de potencia constante con la mayor eficiencia. Por tanto, hoy en día se cuestionan especialmente los dispositivos con bajos requerimientos de energía. Por ejemplo, una reducción del consumo de energía se da al devolver rápidamente los dispositivos al modo de suspensión, optimizando el modo de ahorro de energía mediante algoritmos rápidos. De ese modo, hay un mayor ahorro de energía fuera del periodo de uso de los dispositivos. En este sentido, la corriente de reposo es un aspecto clave y debe minimizarse en la medida de lo posible. En un principio, las baterías recargables continuarán siendo necesarias para cubrir los picos de energía. Sin embargo, el objetivo es que los sistemas de recolección de energía neutrino reemplacen eventualmente a las baterías. Los dispositivos que se beneficiarán en primer lugar de estos nuevos sistemas tienen una corriente de reposo baja, un voltaje de arranque pequeño y solo unos pocos componentes externos. Esto se puede aplicar, por ejemplo, la última generación de teléfonos móviles. El bajo consumo, respaldado por una gestión inteligente de la energía, es fundamental para ello. Los desarrolladores deberán llevar a cabo análisis precisos en el futuro para equilibrar los requerimientos energéticos de los dispositivos por medio de la energía que se obtiene de las células de neutrinos. Dependiendo de la aplicación y de la fuente de energía, el control necesario puede ser proporcionado tanto por un hardware como por un software. El voltaje de una celda de neutrinos varía generalmente según la corriente de carga.

El objetivo es hacer que las baterías sean completamente prescindibles en un futuro cercano.

Esto encaja con el desarrollo mundial de tecnologías de gestión de energía. Como resultado, los futuros electrodomésticos tendrán un consumo de energía aún menor. Además, las células de energía de neutrinos serán cada vez más importantes. Hasta hace unas décadas, las innovaciones en el sector energético estaban relacionadas exclusivamente con los sistemas mecánicos. Transcurrió un siglo desde el conocimiento teórico de la electricidad hasta su uso económico. Un hito en el desarrollo técnico fue, sin duda, el uso del principio termodinámico. Siemens logró construir generadores en los que la energía cinética se transformaba en energía eléctrica. Mientras tanto, se llega a la era del homo electricus. El uso de la radiación visible a través de la tecnología solar abrió la puerta a esta era. Ahora los investigadores han descubierto también la radiación de alta energía en el rango no visible. Los transductores para este tipo de radiación han alcanzado su madurez de producción. Ambas tecnologías tienen en común que ponen a los electrones en movimiento con un material preparado adecuadamente para ello. Esto representa ahora una conversión de energía sin pasar a través de un generador.
Esto puede revolucionar el suministro de energía terrestre.
El primer paso en esta nueva era eléctrica son los cubos de energía de neutrinos de primera generación, que, a medio plazo, suprimirán la necesidad de quemar combustibles fósiles para generar electricidad.

Fuente Comunicae

Esta noticia no expresa ningún tipo de opinión de Economía Digital, la cual no es responsable de este contenido.