Oktoberfest o cómo disfrutar las relaciones entre cervezas

18 de septiembre de 2019 (10:59 CET)

Según una encuesta de JOYclub, un 18% de los asistentes afirma que una aventura con otra persona es la principal razón para asistir al Oktoberfest en Alemania. Un 67% de los participantes del Oktoberfest conoció a su affaire mientras pedía una cerveza


El Oktoberfest se ha convertido en una multitudinaria celebración que, cada año, congrega a más personas. Tal ha sido su éxito, que muchos países han adoptado como propia esta tradición alemana. De hecho, en España se ha convertido en un motivo más para celebrar, y se pueden encontrar fiestas y ferias en diferentes puntos del país.

La comida y la cerveza en grandes cantidades han convertido esta tradición en un imprescindible desde 1810, cuando se celebró por primera vez con motivo del matrimonio entre el Príncipe Luis I de Baviera y Teresa de Sajonia y Hildburghausen.

Además de la comida y de una cerveza bien fría, los affairs también son uno de los principales protagonistas de esta celebración. Así lo demuestra una encuesta realizada a 5.000 miembros de Joyclub: para el 18% de los encuestados, las aventuras con otras personas son la razón principal para asistir al Oktoberfest en Alemania.

Lo que pasa en el Oktoberfest se queda en el Oktoberfest
Uno de cuatro visitantes que han acudido en los diferentes puntos en los que se celebra este evento cree que es el lugar idóneo para que parejas y solteros encuentren un affair sin compromiso. De hecho, el 67% de los encuestados conoció a su pareja yendo a pedir a la barra. ¿Por qué? Uno de los motivos por lo que es tan sencillo sentir especial atracción en esta celebración se debe a los trajes típicos. Y es que el vestido femenino bávaro formado por un conjunto de blusa y corsé, conocido como 'dirndl', llama la atención a un 95% de los hombres encuestados. Mientras que para un 83% de las mujeres los pantalones de cuero (llamados 'lederhose') son extremadamente atractivos en los hombres.

Fuente Comunicae

Esta noticia no expresa ningún tipo de opinión de Economía Digital, la cual no es responsable de este contenido.