Primagas analiza el impacto del crecimiento del ecoturismo en el funcionamiento de los hoteles en España

11 de octubre de 2019 (10:24 CET)

La tendencia hacia lo sostenible también ha llegado a los hoteles que buscan aprovechar los recursos de forma eficiente. Este proceso de transformación cambia el tipo de energías para el funcionamiento de los hoteles


Las ciudades están sufriendo, como nunca, las consecuencias del turismo de masas como son la gentrificación de los centros urbanos, la aglomeración de sus calles y el aumento de los niveles de contaminación. Esto provoca que cada vez más viajeros -especialmente en Europa- opten por unas vacaciones de descanso y tranquilidad, rodeados de aire puro y naturaleza.

Ante la necesidad del viajero de buscar una alternativa sostenible al turismo de masas, aparece el ecoturismo, también conocido como turismo sostenible. Esta regeneradora opción, ecológica y responsable tanto desde el punto de vista social, como económico y ambiental, ha despertado el interés de un perfil de turista con un alto grado de conciencia medioambiental preocupado por su salud y por la del planeta que habita.

El crecimiento de consumo de este tipo de turismo implica un proceso de transformación de muchos hoteles para ser lo más sostenible posibles. Por ello desde Primagas, empresa suministradora de energía y filial española del holding SHV Energy líder mundial en distribución de gas licuado, recomiendan algunas medidas para aquellos negocios que quieran promover un turismo respetuoso con la naturaleza y el territorio:

Conservar el entorno natural: Además de concienciar a los viajeros sobre la importancia de respetar el paisaje y el patrimonio del lugar, es importante dar visibilidad a los valores de la compañía en esta misma línea. La empresa debe instaurar una política medioambiental dentro de la empresa que ayude a la conservación del entorno, incorporando medidas de descontaminación, impulsando la reducción de residuos o contribuyendo a la regeneración de ríos o zonas degradadas.

Contribuir al desarrollo de la comunidad local: Divulgar la cultura, las tradiciones y los productos del lugar, consiguiendo tejer redes de colaboración con otros proveedores locales.

Apostar por una gestión energética sostenible: Las prácticas de eficiencia energética como el uso racional de los recursos energéticos permitirá ofrecer el mismo servicio consumiendo menos energía, y por tanto, generando niveles inferiores de contaminación.

Sustituir energías fósiles por energías limpias: Reducir las emisiones de CO2 y otros gases contaminantes es otra recomendación básica. Para minimizar el impacto de la huella de carbono y combatir el efecto invernadero, las energías renovables como la solar, la hidráulica o la eólica son una excelente opción. Pero si éstas no son suficientes para abastecer sin interrupciones la actividad empresarial, el gas licuado, la energía fósil más limpia entre todas, puede ser una buena alternativa para combinar con las demás. Primagas dispone de soluciones energéticas eficientes de gas propano (GLP) compatibles con hoteles y empresas ubicadas tanto áreas semiurbanas como en zonas rurales, donde no llega la red de gas natural.

Gestión responsable del agua: Se prevé que en 2030 los recursos de agua disponibles solo serán capaces de cubrir el 60% de la demanda. Es necesario promover el consumo inteligente y sostenible de los recursos hídricos recurriendo a sistemas de depuración y evitando los consumos innecesarios.

Además esta transformación en el funcionamiento de los hoteles con tendencia hacia lo sostenible influye directamente también de forma positiva en la imagen de marca del hotel y permite ahorrar gracias a la gestión eficiente de los recursos disponible.

Fuente Comunicae

Esta noticia no expresa ningún tipo de opinión de Economía Digital, la cual no es responsable de este contenido.