Nueva salsa de Mercadona amenaza el reinado del Guacamole como top ventas

La crema de Mercadona que está poniendo en apuros al Guacamole de Hacendado, uno de los productos más vendidos de la cadena valenciana

Un supermercado de Mercadona en su interior

Mercadona tiene una serie de productos en sus tiendas que, desde luego, son ya de por sí un motivo más que interesante para acudir a ellas de forma habitual. De la mano de su marca blanca Hacendado, productos como el Guacamole o el Hummus en sus diferentes variedades, se han convertido en todo un referente en nuestro país.

Entre otras cosas porque, a diferencia de muchas de las salsas que podemos encontrar en muchos supermercados, en este caso estos dos productos son saludables y no responden precisamente a la etiqueta de salsas industriales.

Pero ojo porque en los últimos tiempos es otra salsa la que está amenazando, y muy seriamente, con acabar con el reinado del Guacamole. Se trata de la crema de yogur griego Tsatsiki.

La crema de yogur que arrasa en Mercadona

Una crema de yogur que, como apuntan en El Español, consigue vender ni más ni menos que 8.000 tarrinas de forma diaria. Un pelotazo que está poniendo en apuros al todopoderoso guacamole.

Lo mejor de esta salsa que tanto lo está petando es que es muy saludable. Está compuesta en un 70 por ciento de yogur griego, uno de los yogures con menor cantidad de azúcar. Por otro lado, el pepino, con un 13,6 por ciento y el aceite de oliva, con un 13.6 por ciento, conforman casi el 30 por ciento que resta. Así, el 97 por ciento de esta crema proviene de alimentos muy saludables.

Una crema de yogur Tsatsiki que se produce en Rubí (Barcelona) en las fábricas de Resinka, la compañía dirigida por George Stavrakakis, y que también nutre a Mercadona de todas las variedades de Hummus que podemos encontrar en los supermercados de la cadena valenciana.

De momento el guacamole sigue estando por delante en Mercadona, seguramente porque esta crema de yogur Tsatsiki es aún un producto desconocido para muchos. Eso sí, no son pocos los que, una vez la prueban, la convierten en uno de los habituales en las listas de la compra.