Los productos de hogar, jardín y electrónica serán las estrellas del Black Friday 2020

Un informe de Microsoft anticipa un crecimiento sin precedentes del comercio electrónico durante el Black Friday

El Black Friday, fecha que da el gran pistoletazo de salida a las grandes compras de Navidad, ya está a la vuelta de la esquina. 

Con el azote de la pandemia del COVID-19 cabe plantearse qué se puede esperar en este ejercicio en contraste con otros años en los que los resultados han sido realmente llamativos ¿Hay posibilidad de que en 2020 se salven los muebles del cuarto trimestre de la mano de una buena temporada navideña?

Business Insider España ha tenido acceso en exclusiva a un informe elaborado por Microsoft Advertising España que pronostica que el Black Friday generará un impulso de las ventas de la que no hay precedentes hasta la fecha.

Así lo constata Luca Immovilli, responsable de analítica de datos para la división de la compañía en territorio español, que subraya la dicotomía que existe en la economía mundial actualmente. “Mientras algunos sectores están sufriendo y tardarán años en recuperarse, otras industrias se están beneficiando de este terrible escenario y están creciendo a tasas nunca vistas”, concreta. 

“Entre estos, el comercio electrónico es el sector que muestra una evolución vertiginosa”, describe Immovilli. 

Los analistas de datos en Microsoft han elaborado algunos modelos predictivos que brindan algunas indicaciones sobre el crecimiento esperado. Dadas las circunstancias actuales de incertidumbre económica y las fluctuaciones resultantes en el comportamiento de los usuarios, han diseñado un rango de crecimiento esperado de probabilidad mínima a alta. 

En términos generales, la compañía tecnológica estima que el comercio electrónico en su red crecerá entre el 15% y el 45% en comparación con el año anterior, dependiendo principalmente de las nuevas oleadas y del nivel de restricciones que se termine o no imponiendo. 

No obstante, lo más relevante es adivinar qué puede hacer que se dispare la facturación del ecommerce. El responsable de analítica de datos de Microsoft Advertising España explica que se prevé que tanto hogar y jardín como electrónica de consumo crezcan más rápido: “A un 74% como máximo y a un 48% como máximo, respectivamente”.

Por otro lado, anticipa que ropa y accesorios probablemente seguirán mostrando algún crecimiento, pero no tan acusado: “A un 29% máximo”.

Immovilli argumenta que, por otro lado, la presión continua que existe sobre los servicios postales podría llevar a impulsar las ventas durante las semanas previas al Black Friday. “Esto se debe a que los consumidores anticipen entregas tardías”, concreta el experto. 

Sin embargo, uno de los principales catalizadores que pueden provocar un mayor apetito comprador vendría dado por la gama de lanzamientos que se han producido en las últimas fechas de compañías como Microsoft, Sony o Apple. “Pensamos que los lanzamientos nuevos impulsan la electrónica de consumo, como es el caso de la Xbox Series S / X, la PlayStation 5, o el iPhone 12”, comenta.

De este modo, Microsoft pone de relieve en el informe que la generación más joven, impulsada por lo vivido durante el confinamiento, se mantendrá como uno de los principales grupos de compradores digitales en los próximos años.

Además, el experto de la tecnológica estadounidense considera que este potencial crecimiento nunca antes visto puede acelerarse en el caso de que lleguen confinamientos estrictos como el que se vivió en el mes de marzo: “Veríamos un crecimiento de ventas sin precedentes para los ‘productos esenciales’ para aguantar los confinamientos, por lo que una segunda cuarentena por el COVID-19 podría llevar a los consumidores a comprar online de nuevo”.

Los factores que podrían ralentizar el crecimiento del comercio electrónico

No obstante, Microsoft Advertising estima también que el comercio electrónico podría contar con una desaceleración el día del Black Friday si se terminan desarrollando dos catalizadores que actuaría de manera negativa. “Por ejemplo, que se produzca una temporada alta más suave de la proyectada, debido a que los consumidores ya hayan adelantado sus compras”, expone Immovilli.

En última instancia, el responsable de analítica de datos en España de la firma estadounidense apunta a otro factor que puede erigirse como clave en términos de desaceleración. “La recesión se está desarrollando aún más en despidos adicionales, lo que ejerce presión sobre los ingresos para gastar”, termina.
 

Noticia original: Business Insider

Autor: Héctor Chamizo