Retrato del Papa Inocencio X de Velázquez, reinterpretado por Francis Bacon en 1989.

La polémica de Bacon con sus dibujos

stop

Francis Bacon negaba que realizara dibujos y bocetos, pero en realidad tuvo una obra muy prolífica y algunos de sus trabajos se exhiben en la Fundación Bancaja

Barcelona, 26 de julio de 2017 (16:05 CET)

Los retratos, las figuras sentadas, las crucifixiones y las representaciones del Papa Inocencio X de Velázquez son algunos de los motivos que más obsesionaron al artista británico Francis Bacon, uno de los grandes exponentes del surrealismo y el expresionismo.

Durante mucho tiempo se había creído que Bacon no dibujaba ni realizaba bocetos para sus cuadros. Además el artista se encargaba de construir su mito cuando negaba que haya realizado dibujos con entidad propia.

Pero sí que había dibujos y bocetos, y había tenido una producción muy prolífica. Cristiano Lovatelli Ravarino, periodista y amigo íntimo de Bacon, recibió más de 600 obras entre 1977 y 1992, de las cuales unas 58 se exponen en la Fundación Bancaja.

La exposición Francis Bacon. La cuestión del dibujo, en la sede de Valencia de esta fundación, permite conocer esta faceta que el pintor se encargó de ocultar, en una muestra comisariada por el crítico de arte y profesor de Estética y Teoría de las Artes de la Universidad Autónoma de Madrid, Fernando Castro.

No se trata, por lo general, de bocetos ni dibujos preparatorios, sino que son obras por derecho propio, muchas de ellas de gran tamaño y apabullante colorido, en las que se repiten algunos de los temas que gravitaron en la obra de Bacon.

Francis Bacon. La cuestión del dibujo, en Fundación Bancaja de Valencia, hasta el 15 de octubre.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad