100 Montaditos recurre a Garrigues para profesionalizar su modelo de expansión

stop

La franquicia española reconoce errores en Estados Unidos, elimina las sociedades en cada país y deja el negocio extranjero en manos de master franquicias. Quiere dejar atrás el modelo familiar

Local de 100 Montaditos en Miami Beach, Estados Unidos.

Madrid , 11 de mayo de 2015 (00:18 CET)

100 Montaditos, la franquicia española con mayor expansión y con presencia en España, Italia, Estados Unidos, México, Colombia, Chile y Guatemala, ha decidido transformar su estructura interna después de un crecimiento sin freno durante los años de crisis.

La cadena de restaurantes, popular por su cerveza y tapas baratas, ha comenzado a aplicar las recetas del despacho Garrigues que ha recomendado una estructura más profesional para evitar que la marca se atragante con su ambicioso plan de expansión.

El ambicioso desembarco en Estados Unidos ha obligado a 100 Montaditos a reestructurar el pago a los proveedores en un proceso conocido como Chapter 11, equivalente a la suspensión de pagos en España, aunque la compañía reitera que no cerrará sino que se reforzará para seguir creciendo.

Tres líneas de negocio

La firma Garrigues ha diseñado la nueva estructura con el que se separa el negocio en función de sus tres marcas: 100 Montaditos, TGB (The Good Burger) y La Sureña. En los próximos meses, la compañía dirigida por José María Fernández Capitán, lanzará una cuarta cadena también de comida rápida pero cuyo concepto hasta ahora es desconocido.

La franquicia española con mayor expansión ha decidido suprimir las sociedades que había creado en todos los países donde se había expandido. En lugar de estructura propia, contará con el apoyo de master franquicias, un socio local con mayor conocimiento del país. En México, ha sellado el acuerdo con el grupo que gestiona Hard Rock México y Cantina Nº 1 en Estados Unidos.

La multinacional también ha prescindido de los servicios de los familiares del dueño de la marca, entre ellos, Antonio Noguera, director de operaciones y cuñado del presidente Fernández Capitán. Quiere evitar los errores tradicionales de las compañías que colocan en puestos claves a familiares de la cúpula. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad