Abacus abandona su alianza empresarial con Eroski

stop

La cooperativa catalana mantenía la empresa Abac al 50% con la sociedad vasca

Página web de Abac

20 de febrero de 2011 (21:46 CET)

La alianza que en su momento pactaron la cooperativa Abacus y el grupo Eroski se ha roto. El grupo catalán ya no tiene participación en el proyecto conjunto denominado Abac destinado a crear grandes superficies de distribución de productos culturales en el mercado castellanohablante. La decisión se tomó el 30 de abril pasado aunque no se comunicó, según han indicado fuentes de la sociedad catalana.

Eroski creó junto a Abacus la sociedad Abac, especializada en grandes tiendas de libros, electrónica de consumo y entretenimiento. Lo hizo en la década pasada y en los últimos años la sociedad catalana ha bajado su participación en el proyecto del 50% inicial al 5 % en el último ejercicio y, finalmente, se retiró. Abacus cuenta con 37 tiendas que le aportan 100 millones de euros de facturación. Por su parte, Abac tiene 8 centros distribuidos en el área metropolitana de Madrid y en el País Vasco.

Miquel Ángel Oliva, director general de Abacus cooperativa, ha explicado a Economía Digital que “al final la operación se ha cerrado, lo que no implica que no tengamos una muy buena relación con Eroski”. En este sentido, sin entrar en detalles, los responsables de la cooperativa catalana indican que al principio el acuerdo fue en igualdad de condiciones mientras que en la medida en que se han ido viendo aspectos contradictorios la participación ha bajado hasta que cada uno ha tomado su camino.

Discreparon en un cine


Uno de los puntos de discrepancia ha sido, según se ha conocido finalmente, la creación de una superficie cultural en el antiguo cine Benlliure de Madrid. Las fuentes de la entidad catalana no veían clara la implantación a causa de sus altos costes. Finalmente, esta tienda, de 1.300 metros cuadrados y situada en uno de los puntos más caros de Madrid, ha cerrado.

Aunque Abacus y Eroski no tienen actualmente participaciones accionariales conjuntas, si que mantienen una buena relación, ya que la cooperativa catalana distribuye libros y material escolar en algunos centros de Caprabo, una empresa que forma parte del conglomerado vasco después de ser vendida por sus propietarios catalanes.

Mantener tiendas propias

Por lo que respecta a la empresa catalana, su interés actual es consolidar y ampliar la cifra de tiendas propias centrándose en las zonas catalanohablantes. En todo caso, Abacus se plantea mantener su estrategia “de siempre” para consolidar su crecimiento. “Nosotros nacimos de la mano de la comunidad educativa y así queremos seguir”, afirman. En este sentido, las tiendas de la cooperativa se enfocan a maestros, alumnos y padres mientras que el proyecto que se dibujaba con Abac iba más dirigido al gran consumo cultural.

Respecto al futuro, en Abacus no se descarta entrar de nuevo en el mercado de zonas no catalanohablantes. En este sentido aclaran que, “nuestra web vende en todas partes”. En todo caso, se buscarían socios locales para estas inversiones que hoy son solo hipótesis. “Es lo mismo que hemos hecho en la promoción del libro electrónico o en otros proyectos informáticos, ir de la mano de los que más saben en cada caso”, afirma Oliva.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad