Torre en una planta solar de Abengoa, el 17 de noviembre de 2014

Abengoa enfurece al mercado con sus constantes contradicciones

stop

HUNDIMIENTO EN LA BOLSA

en Madrid, 03 de agosto de 2015 (20:07 CET)

Las acciones de Abengoa, que cotizan en el Ibex 35, han perdido una cuarta parte deL valor, tras anunciar una inesperada ampliación de capital y más desinversiones. Es un intento de aplacar los nervios de los analistas sobre la liquidez y la deuda de la compañía sevillana, aunque en realidad les ha terminado de enfurecer.

Antes de la apertura de la sesión del lunes, el grupo de ingeniería y energías renovables explicó que cerca de la mitad de la ampliación de 650 millones de euros servirá para reducir la deuda corporativa, de 2.555 millones al cierre de junio, en 300 millones.

El resto del saldo --que se obtendrá a través una operación que equivale al 34% de la capitalización bursátil-- se destinará a fortalecer los maltrechos fondos.

Por el momento, no hay detalles sobre las condiciones o las posibles garantías, aunque una portavoz de la compañía asegura que afectará tanto al capital ordinario como el de clase B.

Los bonos, en manos de la especulación

El anuncio de la ampliación, que sus directivos descartaron expresamente en una teleconferencia el viernes, provocaba una nueva sacudida en la cotización, que desde mediados de julio ha perdido casi un 45%.

Sus bonos tampoco se quitan de encima la presión, pagándose a un precio del 69,4%. Es decir, por debajo del 77,2% registrado el viernes, equivalente a una rentabilidad superior al 17%.

Abengoa también extenderá el programa de desinversiones pendientes a 500 millones de euros, 100 millones más de lo que había dicho el viernes. Estas últimas ventas recaerán en su negocio de biocombustibles, en el que también dejará de invertir.

La situación de liquidez inquieta desde hace varias semanas a inversores y analistas. Pero el grupo insiste en que se concentrará en reducir el coste del pasivo y en buscar flujos de caja positivos antes de enero.

Los Benjumea suscribirán sin decir cuánto


La familia Benjumea --accionista de control del grupo a través de Inversión Corporativa IC-- acudirá al aumento de capital, aunque no precisa si suscribirá acciones por toda su participación, del 57%.

Los accionistas tendrán que aprobar la operación en una junta extraordinaria que todavía no se ha convocado, aunque varios analistas, como los de Bankinter, apuestan por que ésta tenga lugar en septiembre.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad