Abertis, cauta ante los posibles planes de nacionalizar las autopistas en Francia

stop

PLAN DE HOLLANDE

El consejero delegado de Abertis, Francisco Reynés, en una de las autopistas de Abertis

Barcelona, 18 de diciembre de 2014 (22:35 CET)

Cautela, y preocupación controlada. El consejero delegado de Abertis, Francisco Reynés, cree que todo "saldrá bien", y que los planes del Gobierno francés no llegarán hasta el final. El caso es que el presidente François Hollande, presionado por los diputados socialistas, planifica un cambio, dentro de una amplia reforma económica, en las tarifas de las autopistas de peaje en el conjunto de Francia.

La idea es negociar con las concesionarias esa rebaja de tarifas, que podría comportar, en caso de un rechazo frontal de las empresas, la nacionalización.

Un negocio que representa el 34% del Ebitda


Para Abertis el negocio en Francia es importante. La concesionaria, que opera a través de la filial Sanef, donde tiene una participación de control, del 52,5%, gestiona más de 1.900 kilómetros de autopistas. Y representa el 34% sobre el Ebitda del Grupo.

Sin embargo, fuentes de Abertis manifiestan una cierta tranquilidad. Primero porque, según los términos del contrato, el Gobierno francés debería dar un preaviso con un año de antelación. Y si adoptara la decisión de nacionalizar las autopistas en enero de 2016, debería comunicar esa decisión en los menos de 15 días que quedan de este mes de diciembre.

Y, después, porque la nacionalización se ve como una estrategia para la negociación, en la que el Gobierno francés desea obtener más ingresos, de los beneficios de las concesionarias.

En manos de Macron y Royal

Es decir, el Ejecutivo del país vecino lo que pretende, en realidad, es negociar. Y las propias empresas están dispuestas a hacerlo, si es preciso. Abertis confía también en la presión de las propias concesionarias francesas.

Las cuatro empresas que se podrían ver afectadas son Sanef, ASF, APRR y Cofiroute. Y, según la banca internacional Natixis, la factura de la nacionalización podría alcanzar los 53.000 millones de euros, de los que 9.500 serían por la valoración de Sanef, según ha publicado Expansión.

Los ministros clave, para esa negociación son Emmanuel Macron, titular de Economía, y Ségolène Royal, la ministra de Ecología.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad