Acciona instala la incertidumbre en el futuro de centenares de trabajadores

stop

La renovación de la subcontrata de logística de Nissan en Barcelona encalla y las compañías negocian una prórroga para salvar los muebles

Imagen de la planta de Nissan en la Zona Franca de Barcelona / Nissan

Barcelona, 23 de febrero de 2017 (05:00 CET)

Acciona Facility Services, la filial de servicios para empresas del grupo de infraestructuras presidido por José Manuel Entrecanales, tiene en la fábrica Nissan de Barcelona una de sus subcontratas más importantes: allí unas 700 personas realizan los trabajos de logística para la marca nipona. Pero el contrato se termina en marzo y las exigencias de Nissan están dificultando el acuerdo, por lo que se plantean una prórroga de un año que salve la situación a corto plazo y les dé más tiempo.  

La subcontrata de Acciona Facility Services con Nissan vence en algo más de un mes, a finales de marzo. Según fuentes cercanas a las conversaciones, el fabricante de coches ha priorizado la opción de seguir con Acciona antes de abrir concurso con otras empresas, pero las negociaciones están siendo difíciles.

Nissan quiere aprovechar la renovación del contrato para ahorrar costes, por lo que está presionando a Acciona para conseguir una rebaja. Este elemento está dificultando el acuerdo, según las mismas fuentes, pero no es el único. Otro es la recuperación de puestos de trabajo de la subcontrata por parte de plantilla de Nissan, que reducirá el volumen de trabajo de Acciona.

En la firma del último convenio colectivo de Nissan, en noviembre del año pasado, el comité de empresa del fabricante de coches en Barcelona pactó recuperar hasta 70 empleos de las subcontratas. Este acuerdo afecta principalmente a Acciona, ya que realiza unos trabajos –logística– considerados "core" por los sindicatos.

Este desvío de trabajadores de Nissan se iniciará en abril con 39 personas. La marca lo aprovechará para recolocar a parte de plantilla excedente en la fábrica, ya que las dos líneas de producción están lejos de sus máximos de capacidad. Y de paso para resituar a personas de más edad que podrán hacer una tarea algo menos exigente a nivel físico.  

Las opciones  

Si no se supera el bloqueo en las negociaciones, una consecuencia podría ser la pérdida del contrato por parte de Acciona, que pondría en peligro a su plantilla. Si se diera la subcontrata a otra empresa, los trabajadores podrían subrogarse –es decir, ser contratados con la empresa adjudicataria– o no.  

No obstante, la opción más plausible es una prórroga de un año. Esta posibilidad ya está sobre la mesa y gana enteros, ya que salvaría una situación comprometida a corto plazo. Además, daría tiempo a ambas partes para afinar sus procesos de cara a negociar, dentro de unos meses, su relación más a largo plazo.

Fuentes de Nissan confirmaron que están en negociaciones y que no hay nada cerrado. Evitaron concretar los términos del futuro contrato, si será a tres años o una prórroga de un año, pero aseguraron que no están hablando con otras empresas y que su prioridad es la continuidad de su actual operador de los trabajos de logística. 

Acciona tiene la subcontrata más importante de Nissan en Barcelona, aunque hace tres años perdió otra, la de la limpieza, que fue asignada a una empresa que ofrecía el servicio más barato. Por ello, los sindicatos de Acciona Facility Services temen que las exigencias de Nissan y la posible llegada de un competidor más barato pueda terminar afectándoles.  

Lo que tienen claro desde el comité de empresa de la compañía de servicios es que, si finalmente se firma un acuerdo a la baja en cuanto a las condiciones económicas, terminará repercutiendo negativamente en sus sueldos y condiciones laborales.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad