Acciona reestructurará su división de renovables

stop

El grupo plantea un expediente de regulación que aún no tiene cifra de afectados

12 de abril de 2013 (17:56 CET)

Acciona ultima un expediente de regulación de empleo (ERE) en su división de energías renovables. El grupo controlado por la familia Entrecanales justifica la reestructuración por la "necesidad" de adaptar esta área al "complicado" entorno económico y del sector tras los cambios legislativos aprobados por el Gobierno.

La compañía no cuenta aún con una estimación sobre el número de empleados que se verán afectados por el ajuste de su división de energía, que actualmente emplea un total de 2.400 trabajadores, 1.700 de ellos en España.

Medidas de ajuste

Acciona asegura que planteará "un amplio abanico" de medidas de ajuste con el fin último de "minimizar al máximo los despidos". Entre dichas iniciativas se incluirán suspensiones temporales de contrato, reducciones de jornada y sueldo y otras medidas de flexibilidad.

Prevé presentar formalmente el ajuste a los representantes de los trabajadores el próximo miércoles, 17 de abril, tal como adelanta el diario Cinco Días este viernes.

Organización

El ERE se planteará por causas "organizativas y productivas", ante la "necesidad de reestructurar las operaciones y la organización de la empresa para adaptarla la actual situación económica y de negocio del sector", detallan fuentes del grupo.

"El complicado entorno económico se ha agravado por un contexto legislativo muy perjudicial", añaden dichas fuentes en referencia a las reformas energéticas aprobadas por el ministro José Manuel Soria. "La empresa debe adaptar su organización a las circunstancias actuales", aseguran los mismos interlocutores.

Plan de acción

El ajuste en la división de renovables se enmarca en el plan de acción 2013-2014 que Acciona puso en marcha el pasado 1 de marzo para mitigar el impacto en sus cuentas de estas reformas normativas. Calcula entre 160 y 170 millones de euros el impacto de la nueva normativa energética en su beneficio bruto, casi el mismo importe que los beneficios antes de impuestos de la división de energía.

Además de medidas de mejora de eficiencia y reducción de costes, contempla ventas de activos no estratégicos por unos 1.000 millones de euros, una reducción de las inversiones e incluso la posibilidad de abrir Acciona Energía a la entrada de socios.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad