ACS, Acciona y Ferrovial compiten ahora en Australia

stop

RETO INTERNACIONAL

Rafael Del Pino, presidente de Ferrovial | EFE

04 de mayo de 2014 (20:24 CET)

La salida de las empresas españolas es el sector exterior. Todo el sistema productivo español busca ahora cómo compensar la debilidad del mercado interno con las exportaciones. Y las grandes constructoras compiten entre ellas por buscar nuevos mercados.

Es el caso de ACS, Acciona y Ferrovial, que lideran tres consorcios que competirán por el contrato de construcción y posterior explotación de la primera fase de una autopista de 18 kilómetros de longitud que cruzará transversalmente Melbourne (Australia), el East West Link.

Las tres llegan de forma diferente. El grupo que preside Rafael del Pino lograría su objetivo de desembarcar en el país con su negocio concesional, mientras que Acciona y ACS reforzarían la actividad constructora que ya tiene en ese mercado.

Las empresas españolas acaban de presentar sus ofertas para la primera parte de esta vía, según ha informado el Gobierno del Estado de Victoria. Justo en un momento en el otras empresas, como Abertis, no han podido hacerse con contratos, también en Australia.

En el concurso había una cuarta empresa, un consorcio liderado por la empresa italiana Impregilo, que finalmente no ha presentado oferta.

Enlace con la red de autopistas urbanas

Lo que está en juego es el diseño, construcción, financiación y posterior explotación de una autopista de 18 kilómetros que cruzará Melbourne por el Norte del distrito de negocios. El objetivo de esta infraestructura es mejorar la conectividad entre el Este y el Oeste de la ciudad.

En la primera fase de la vía, la que actualmente está en liza, se enlazará la red de autopistas urbana, la denominada City Link, con la autopista del Este de Melbourne. El organismo promotor del proyecto, la Linking Melbourne Authority, comenzará ahora a evaluar las ofertas presentadas para, posteriormente, recomendar al Gobierno el consorcio que considera presenta las "mejores condiciones" para acometer la obra.

Alianzas internacionales


La idea que maneja el gobierno del estado australiano es que el contrato se adjudique en el tercer trimestre de 2014, con el fin de que la vía esté lista y en servicio en el horizonte de 2019.

Y, en esas estrategias internacionales, que pueden ser clave para lograr proyectos en el extranjero, los tres grupos españoles se han aliado con distintas firmas. ACS compite a través de sus filiales Dragados, Leighton e Iridium, y en alianza con el Bank of Tokyo, mientras que Acciona se ha aliado con la francesa Bouygues y la firma Capella Capital.
Respecto a Ferrovial, ha presentado oferta por el proyecto a través del consorcio que completan Samsung y la australiana Macquarie.

La competencia, por tanto, se ha traslado ahora a Australia, con el objeto de ir ganando concursos que lleven, a la vez, a presentar ofertas en otros emplazamientos en el mercado global.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad