AENA despide al primer controlador por la huelga salvaje de diciembre 

stop

LABORAL

Los aeropuertos españoles, colapsados

25 de mayo de 2011 (20:07 CET)

AENA ha despedido a un controlador aéreo del aeropuerto de Santiago y ha trasladado de forma forzosa a otros dos a Granada y Almería como medida tras la resolución de sus expedientes abiertos a raíz del conflicto ocurrido en diciembre de 2010. Cuando este colectivo cesó su trabajo alegando que habían sobrepasado su jornada laboral.

Según han confirmado a Europa Press fuentes de AENA, el gestor ha resuelto los 29 expedientes abiertos a 17 controladores de Santiago a raíz de los problemas en el espacio aéreo gallego generados por este parón previo al puente de la constitución. Además de los despidos, cuatro expedientes han sido trasladados a la Fiscalía dado que la investigación judicial "prevalece sobre la laboral".

Los otros 22 casos que se estaban investigando, se han saldado con distintas sanciones de suspensión de empleo y sueldo dependiendo del número de faltas y su gravedad. Van desde los cinco a los 86 días.

Huelga salvaje

Los controladores aéreos de la zona de Santiago iniciaron los "cierres parciales" del espacio aéreo gallego el pasado 27 de noviembre tras alegar que parte de la plantilla había superado las 1.670 horas anuales. Así, los que supuestamente habían superado esta cifra dejaron de acudir a sus puestos primero en Santiago y después en Vigo y La Coruña, lo que llegó a provocar el cierre total del espacio aéreo gallego.

El día tres de diciembre el Gobierno central aprobó un Real Decreto por el que aseguraba que en el cómputo de horas aeronáuticas no se incluían las imaginarias, ni las licencias por paternidad, ni permisos sindicales, entre otros.

A raíz de este documento el resto de los controladores de España abandonaron paulatinamente sus puestos alegando motivos de estrés, lo que provocó primero el cierre del espacio aéreo español y después la declaración de Estado de Alarma y militarización de los controladores.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad