AENA evitará a toda costa la huelga en Semana Santa

stop

El ente público esgrime que el paro en los aeropuertos será muy perjudicial para el turismo cuando el sector crece el 4,4%

Juan Ignacio Lema

08 de marzo de 2011 (19:09 CET)

El presidente de AENA, Juan Ignacio Lema, ha convocado este jueves una reunión urgente con los sindicatos convocantes de una huelga de 22 días entre abril y julio (UGT, CCOO y USO) con un único punto en el orden del día: desconvocar la protesta. “Estamos ante el peor de los escenarios posibles” por los perjuicios derivados sobre el sector turístico y la economía en general.

El directivo ha explicado que actualmente el sector crece el 4,4%, una cifra muy positiva por ser marzo. Pero avisa que se frenará con los paros previstos por Semana Santa y en fechas clave de las vacaciones de verano: los días 13, 23 y 30 de junio (antes o después de festivos) y los días 1, 2, 3, 15 y 31 de julio. Con todo, recuerda que la convocatoria es “legal” y si se produce se fijarán servicios mínimos.

También han pedido a los sindicatos que reconsideren su posición desde la Asociación Empresarial de Agencias de Viajes Españolas (Aedave). “Tienen que ser conscientes de que están dañando gravemente uno de los sectores que mayor riqueza y puestos de trabajos generan en España2, ha afirmado su presidente, José Manuel Maciñeiras. Asimismo, ha tachado la huelga de “chantaje a todo un país” con el fin de conseguir sus reivindicaciones. Según su valoración, la protesta "supondrá un retroceso determinante en la línea de reactivación que está teniendo el sector turístico".

En esta línea, ha pedido al Ministerio de Fomento que impulse una ley que impida este tipo de iniciativas en sectores que perjudiquen a todo el país. Coincide con la Asociación Española de Usuarios de Transporte Aéreo (Astera) en la dureza de sus declaraciones. En una carta, la organización ha pedido al Gobierno que si se llega a hacer huelga inste a la Fiscalía General del Estado para que "depure responsabilidades" derivados de los perjuicios al sector del transporte aéreo y a los usuarios en general”.

Responsabilidad “de Blanco”


Con todo, desde los sindicatos han responsabilizado al ministro de Fomento, José Blanco, de que el conflicto haya llegado hasta la convocatoria de huelga. “Sabemos que va a perjudicar a la ciudadanía, pero la responsabilidad habrá que pedírsela a Blanco”, ha manifestado el portavoz de UGT en AENA, Raúl Gómez. Asegura que “no ha habido manera de llegar a un acuerdo” durante las negociaciones.

También ha recordado que hicieron un “ejercicio de responsabilidad” cuando anularon las protestas convocada el pasado diciembre, tras la declaración del estado de alarma por la huelga encubierta de los controladores. El delegado de CCOO, José Manuel Lorenzo, ha puntualizado que los trabajadores han negociando, pero les ha sido imposible llegar a un acuerdo. “Nos han abocado a esta situación de conflicto: solo defendemos nuestros puestos de trabajo”.

A su vez, el ministro Blanco ha indicado que harán un esfuerzo extraordinario para “tratar de evitar una convocatoria que creo que se puede evitar”. Ha dicho que “se van a respetar los derechos de todos los trabajadores, se va a respetar y consolidar sus derechos laborales, y por lo tanto no hay razón para la inquietud desde el punto de vista de los trabajadores".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad