Aguas de Barcelona, más cerca de controlar Cassa

stop

ADQUISICIÓN

24 de mayo de 2013 (19:53 CET)

La segunda OPA de Aguas de Barcelona (Agbar) sobre la gestora del servicio en el municipio de Sabadell (Barcelona), la Companyia d'Aigües de Sabadell (Cassa), está a punto de cumplir un año.

La operación que, de entrada, se antojaba sencilla está salpicada por un presunto escándalo de corrupción en la localidad (el caso Mercurio); ha sufrido los envites de la guerra del agua en Catalunya y un grupo de accionistas minoritarios, los llamados consejeros rebeldes, han intentado frenarla en los tribunales. Consideran que la oferta de Agbar no valora correctamente las acciones del grupo. Ahora, la OPA encara su etapa final, según fuentes conocedoras del proceso.

Visto bueno de Competencia

A la gestora de aguas participada por La Caixa y Suez Environnement le falta el 14,52% del capital de Aguas de Sabadell para tener el control. Estaría muy próxima a este porcentaje, según fuentes internas de la compañía, pero antes de cerrar la operación necesita el visto bueno de la Comisión Nacional de la Competencia (CNC).

Para la primera OPA que lanzó sobre el grupo local no se requirió la certificación del regulador, ya que Cassa sólo controla una parte reducida del mercado catalán. Fue Acciona quien requirió en este punto del proceso el visto bueno de la CNC, informan los mismos interlocutores.

Interpretan esta acción como un intento de la multinacional controlada por los Entrecanales de dilatar el proceso tras la batalla que libran con Agbar en el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) para hacerse con el control de Aigües Ter Llobregat (ATLL). Por el momento, Acciona se ha quedado la gestión de la empresa hasta ahora pública.

Junta de accionistas

El visto bueno del regulador podría llegar la próxima semana. Una vez lo obtengan, la Comisión Nacional del Mercado de Valores debe autorizar definitivamente la OPA. Los implicados esperan que este trámite sea más sencillo.

Si se cumple finalmente el calendario, la adquisición de Aguas de Barcelona se podría cerrar en la próxima junta ordinaria de Cassa. La compañía local presidida por Xavier Bigatá suele celebrar sus encuentros anuales con los accionistas a finales de junio, por lo que no debería modificar el calendario tradicional de la cotizada.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad