Alemania defiende a Volkswagen poniendo bajo sospecha a todo el sector

stop

La oficina que controla las emisiones ha informado que ha detectado niveles demasiado elevados en otros fabricantes, aunque no ha detallado las marcas

Operarios limpian el logo de Volkswagen en un concesionario de coches / EFE

11 de noviembre de 2015 (16:16 CET)

Mal de muchos, consuelo de tontos. Eso parecen haber pensado en Alemania. O eso o que la mejor forma de defender a uno de sus tótems empresariales, el grupo Volkswagen, es encender el ventilador para extender la sospecha sobre otras marcas.

La Oficina Federal de Vehículos a Motor (KBA) alemana ha informado este miércoles que ha detectado valores de emisiones de gases contaminantes por encima de lo permitido en varios fabricantes. La KBA habría hecho estos hallazgos en la investigación iniciada a raíz del escándalo de VW.

Inconcreto

"En base a los datos brutos, se han comprobado hasta ahora elevados valores de NOx en distintas condiciones de conducción y ambientales", indicó la KBA en un comunicado en el que no se indica qué marcas o modelos no cumplen con la normativa.

Las autoridades alemanas mantienen ahora conversaciones con los fabricantes de vehículos afectados por estos resultados, para valorarlos. Cuando concluya esta fase consultiva podrían buscarse "consecuencias legales", aseguró el organismo.

Todas las marcas bajo sospecha

La KBA comenzó a finales de septiembre una revisión generalizada de vehículos, después de que estallase el escándalo de la manipulación de los datos de emisiones de Volkswagen a raíz de una denuncia de la Agencia de Protección Medioambiental (EPA) de EEUU.

La oficina se propuso entonces revisar más de 50 modelos distintos de los principales fabricantes alemanes --Volkswagen, BMW, Daimler-- y de otras casas extranjeras, como Ford, Alfa Romeo, Dacia, Hyundai o Mazda.

El pasado septiembre Volkswagen reconoció haber incluido un software ilegal en unos 9,5 millones de vehículos para que, cuando fuesen llevados a un banco de pruebas, sus emisiones de NOx cumplieran con las regulaciones medioambientales, pero en condiciones normales contaminaban mucho más.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad