Alianza europea contra las tasas de Gallardón

stop

La Federación de Colegios de Abogados de Europa se suma a las presiones para que el Gobierno retire la medida

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón

20 de diciembre de 2012 (19:45 CET)

Las nuevas tasas que ha implantado el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, tampoco gustan a los abogados de Europa. La primera semana de su puesta en marcha, el secretario general de la Federación de Colegios de Abogados de Europa ha mostrado abiertamente su rechazo a este copago judicial.

Por ello, la organización --que integra a más de 200 colegios y un millón de abogados-- enviará una misiva al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y al presidente del Tribunal Constitucional, Pascual Sala, para mostrar su desacuerdo con las cuantías “desorbitadas” que se han impuesto en España y que sobrepasan la media europea.

“De no recibir ninguna respuesta, en la próxima asamblea la Federación asegura que denunciará al Gobierno español”, explica el decano del Colegio de Abogados de Valencia, Mariano Durán. Y es que, según denuncia el colectivo, son unas cuotas muy elevadas.

De los más caros de Europa

El decano de los abogados de Valencia recuerda que aunque en algunos países de Europa puedan haber tasas más altas hay que tener en cuenta el nivel de vida y de renta de los ciudadanos.

“En Italia, por poner un ejemplo cercano, por un asunto de 300.000 euros se cobrarían 1.000 euros de tasas, mientras que en España saldría por 1.800 euros”, detalla Durán. Y es que las tasas judiciales de Gallardón han conseguido unir a abogados, a jueces y a otros actores del sistema judicial español que se oponen fuertemente a la medida. “Pedimos un modelo que se ajuste al siglo XXI”, apunta Durán.

Contrarios a los motivos a los que alude Gallardón

Además, el colectivo lamenta las razones a las que alude el ministro de Justicia. Gallardón justifica las tasas en que en España hay un nivel de litigiosidad desproporcionado. “Parece según el Gobierno que la gente va al juzgado de fiesta o de cachondeo y no es así, acuden preocupados porque necesitan una resolución judicial a situaciones, que en muchos casos, no son agradables”, subraya el portavoz de los abogados valencianos.

Pocos casos exentos de pago

Para ejemplificar la repercusión que tiene la nueva tasa, un jubilado de España que cobre una pensión de 1.000 euros y su mujer otra de 800 euros --como los ingresos de la unidad familiar supera los 1.100 euros que marca la nueva reforma-- tendría que pagar por un caso de preferentes una tasa de 1.300 euros de primera instancia y otros 1.800 euros si quiere recurrir.

Porque otra problemática que presenta la nueva ley Gallardón es que se establece un mínimo bastante elevado para evitar el pago de las tasas. Con el nuevo impuesto, situaciones como ésta serán el pan de cada día y repercutirán, según apuntan los abogados, en un descenso en las visitas a los juzgados y en una mayor morosidad. Pero el colectivo asegura que lucharán para que Gallardón dé marcha atrás y suprima las tasas como ya hizo su padre en 1986.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad