Amancio López: "Si la política no lo estropea, España crecerá mucho"

stop

ENTREVISTA AL DUEÑO DE HOTUSA

El presidente del Grupo Hotusa, Amancio López Seijas

en Barcelona, 11 de julio de 2015 (18:41 CET)

Es un hombre hecho a sí mismo, prudente, pero con fuertes convicciones, que no oculta, ni desea esconder, con el objetivo de que se trasladen al conjunto de la sociedad, y, principalmente, a los jóvenes. Amancio López Seijas (Chantada, Lugo, 1955) está preocupado. Y lo muestra. Ha creado un imperio con el Grupo Hotusa, que él preside, la primera cadena europea de hoteles independientes, que cuenta con 2.500 inmuebles asociados y repartidos en 48 países distintos.

López cree que la decisión del Ayuntamiento de Barcelona de parar proyectos de construcción de nuevos hoteles, muchos de ellos dirigidos a un segmento social de gran poder adquisitivo, es un error, y que "una ciudad debe saber qué camino quiere seguir, y proyectarlo en el tiempo, y Barcelona está muy bien posicionada". 

López entiende que Barcelona no corre un peligro de saturación turística, porque "está muy lejos del modelo de Venecia" --donde los residentes han sido prácticamente expulsados por los turistas--, pero entiende que se pueda objetar si en determinadas zonas se ha llegado  a un cierto límite.

Diferenciar los modelos de ciudad

En una entrevista este sábado en el programa Converses, de la Cadena Cope, el presidente de Hotusa ha pedido a las autoridades municipales, y, al conjunto del sector, en general, que se sepa diferenciar. "No es lo mismo que se apueste por hoteles que puedan atraer a un determinado turismo, que por servicios de cama y desayuno en casas particulares, que, en algunos casos, forman parte de la economía sumergida".

Con la decisión de la alcaldesa Ada Colau de paralizar la concesión de nuevas licencias, hasta que se pacte un nuevo plan turístico de la ciudad, López considera que "existe el riesgo de que se proyecte que no interesa el turismo, que es un sector que actúa de arrastre para el conjunto de la economía, y que ha beneficiado a toda la ciudad".

López confía en que esas licencias, ya solicitadas, salgan adelante, aunque, después, se decida analizar la situación, y se adopten las medidas que se crean necesarias. El empresario gallego asegura que "se puede penalizar la innovación en el sector", si se rechaza la apertura de nuevos hoteles, y recuerda que Cataluña, en su conjunto, genera el 25% de los ingresos del sector turístico en toda España. 

Reducir mucho más el paro

En sus reflexiones, Amancio López ha insistido en que es necesario que todos los ciudadanos sean conscientes de sus responsabilidades, y que el poder público también se esfuerce --el conjunto de las administraciones—en reducir la tasa de paro. "No podemos resignarnos a que el paro acabe situándose en un porcentaje algo inferior al 20%".

Por ello reclama que la política no perjudique a la evolución económica, al entender que España ha entrado en un ciclo expansivo. "Si la política no lo estropea, España crecerá mucho, tiene por delante un gran crecimiento económico", asegura, en alusión a las dificultades para constituir gobiernos estables, tras la aparición de nuevos partidos como Podemos o Ciudadanos.

Más determinación en el sector

López, siempre prudente, insiste, sin embargo, en que las ciudades deben ser el referente en el mundo, y que la industria del turismo debe ser considerada como clave y determinante, porque atrae a una población joven, "con talento, con proyectos empresariales, con una visión transformadora de la sociedad, que se debe potenciar".

Por ello, el presidente de Hotusa reclama "sentido común" a las autoridades municipales, y que el sector, en su conjunto, esté más presente en el debate público, con posiciones más claras, tras comprobar una cierta aprobación al proyecto municipal, en una primera reacción del presidente del gremio de hoteles de Barcelona, Jordi Clos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad