Artesanos Camiseros solicita el pre concurso mientras renegocia deuda y amplía capital

stop

La cadena se encuentra en proceso de negociación con los acreedores y ha convocado una junta de carácter extraordinario

15 de febrero de 2011 (17:53 CET)

Artesanos Camiseros se ha acogido al procedimiento de negociación de deuda de la Ley Concursal, que concede un plazo de hasta cuatro meses para presentar un plan de pagos y alcanzar un acuerdo con los acreedores para evitar declararse insolvente.

Según informaron a Europa Press en fuentes de la compañía, la firma de moda ha presentado una comunicación en el Juzgado de lo Mercantil número 5 de Madrid para acogerse al artículo 5.3 de la Ley Concursal por problemas de liquidez.

Entre tanto, la cadena se encuentra en proceso de negociación con los acreedores y ha convocado una junta de carácter extraordinario en marzo en la que propondrá a sus accionistas ampliar capital en un millón de euros para "hacer frente a la situación y posicionar a la empresa en mercados más sólidos".

El aumento de capital se plantea para los accionistas, pero desde la firma no descartan dar entrada a nuevos socios y, de hecho, aseguran que cuentan con "algunos interesados".

ERE y expansión

La empresa, según las mismas fuentes, está diseñando un plan de viabilidad que recoge medidas para recortar gastos, como un expediente de regulación de empleo (ERE) de extinción de contratos aún no cuantificado, y para potenciar las ventas, con nuevas aperturas en mercados como Alemania, Holanda e Inglaterra.

"Artesanos Camiseros sigue funcionando, avanzando, reajustando y tomando nuevas líneas", indicaron desde la compañía, que consideró que las negociaciones "van muy bien" y que tanto los bancos como la administración se han mostrado "muy receptivos".

Aunque las citadas fuentes no detallaron el número de trabajadores que podrían verse afectados por el expediente, aseguraron que se incluirá una bolsa de empleo que permitirá "rescatar a todos".

La cadena especializada en camisería a medida cuenta con una red de alrededor de 200 puntos de venta (incluyendo franquicias) y tiene presencia en una veintena de países. Las camisas son fabricadas en las instalaciones industriales que la compañía tiene Castilla-La Mancha.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad