Artur Carulla continúa como mejor jugador de golf del mundo económico catalán

stop

LOS EJECUTIVOS, EN SU TIEMPO LIBRE

Los empresarios Josep Mª Xercavins, Artur Carulla y José Creuheras

23 de mayo de 2014 (20:03 CET)

Artur Carulla ya era el mejor jugador de golf de la burguesía catalana en abril de 2011. El presidente de la multinacional Agrolimen y vicepresidente del Círculo de Economía, mantiene ese mismo honor tres años después, lo que da fe de su virtuosismo en el green. De cerca le siguen dos habituales de foros y reuniones empresariales de todo signo: Josep Maria Xercavins (Tauro Capital) y José Creuheras (Planeta).

De las 43.000 licencias de práctica del golf que hay registradas en Catalunya, una buena parte se distribuyen entre directivos y ejecutivos de empresas. Según estadísticas internacionales, un 87% de los altos cargos de las 500 mayores empresas del mundo practican este deporte. Incluso más: cuatro de cada diez consideran que el juego les permite hacer negocios.

Los tres integrantes del podio catalán del golf de los negocios han acumulado un mejor nivel que otros grandes de las finanzas españolas. Así, el todopoderoso Emilio Botín dispone de un handicap reconocido 11, superior a los tres catalanes citados. El handicap es el indicador que mide el nivel de cada practicante en este deporte. La cifra expresa los golpes que el golfista realiza de más sobre el par, que es una convención establecida por los profesionales para situar la dificultad de cada uno de los 18 hoyos del campo de juego. Cuanto más bajo, por tanto, mejor juego.

Empeoramiento general

Desde que Economía Digital hizo un repaso en 2011 a las cualidades de los hombres y mujeres del mundo de los negocios, la situación no ha mejorado. De hecho, de los 25 primeros sólo dos han mejorado su handicap con respecto al que tenían registrado por la Federación Española de Golf en aquella fecha: Jorge Miarnau (20,8) y Pedro Fontana (26,5). El resto se mantiene invariable o ha perdido nivel en ese tiempo, como sucede con el presidente de La Caixa, Isidro Fainé, o con Carles Sumarroca (Comsa-Emte).

La concentración que requiere la práctica del golf a un alto nivel cuenta con detractores y defensores. Es habitual escuchar en foros de recursos humanos que cuando un alto directivo tiene un handicap inferior a 20 es mejor prescindir de él. La dedicación necesaria para alcanzar ese nivel deportivo se le restaría al trabajo profesional, en opinión de quienes defienden esa tesis. Un estudio elaborado en 2007 acreditaba que las empresas cotizadas comandadas por directivos aficionados al golf obtenían mejores resultados que el resto. Otra tesis de sus defensores es que la salida al campo con varios acompañantes permite una práctica de relaciones públicas y networking de enorme valor.

Negocio y deporte

“Cada cosa en su momento. Si hay alguien que juega conmigo y habla de negocios, o dejamos de jugar o de hablar. Cuando estoy en el campo me centro en el juego”. Con esas palabras definía en 2008 el presidente de Repsol, Antoni Brufau (15,7), su pasión por este deporte.

Con otra visión, más pragmática, Leopoldo Fernández-Pujals, presidente de Jazztel y antiguo máximo responsable de Telepizza, tenía por norma preguntar a los organizadores de cualquier torneo cuántos árbitros y voluntarios estaban en el campo. Al cabo de unos minutos, y tras la preceptiva llamada a su secretaria, aparecían en el campo los repartidores de su empresa con pizzas para todos.

Las mujeres pierden handicap

Entre las empresarias y directivas catalanas que muestran un mejor nivel de juego destacan el handicap 15,1 de Sol Daurella (Coca-Cola Iberian Partners) –un mejor handicap que el de su marido, Carles Vilarrubí (19,8)– y la presidenta del Palau de la Música y accionista de Agrolimen, Mariona Carulla (18,1). Muy por debajo, no obstante, de la madrileña Ana Patricia Botín (7) o de la gran defensora del golf femenino, la ex presidenta de Madrid y hoy asesora de Seeliger & Conde, Esperanza Aguirre (7,8). En todos los casos, sus registros son peores que los que disponían en 2011, primera ocasión en la que Economía Digital repasó las habilidades golfistas de los notables del mundo empresarial.

Vea la lista completa del ranking de jugadores de golf del mundo empresarial catalán

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad