Así será la batalla judicial por el Colegio de Abogados de Madrid

stop

ELECCIONES ICAM

Momento en el que la Policía interrumpió en las elecciones del ICAM. EFE

19 de diciembre de 2012 (20:41 CET)

El escándalo de las elecciones del Colegio de Abogados de Madrid (ICAM) se convertirá en una de las mayores batallas judiciales que se hayan llevado a cabo por alzarse con el poder de una institución colegial en España. Los distintos candidatos no quieren dar su brazo a torcer y están dispuestos a ir hasta el final. Según ha podido saber Economía Digital de fuentes jurídicas, las candidaturas perdedoras de las elecciones, que han conseguido suspender de momento el resultado de los comicios, llevarán ante la Comisión Electoral “pruebas suficientes como para que queden definitivamente anulados los resultados”.

Estas pruebas consisten, entre otras cosas, en documentos que demuestran el fraude que ha realizado presuntamente la candidata Sonia Gumpert. “Además, en sus alegaciones llevarán testigos que han sido coaccionados por la candidata y sus allegados”, explican las fuentes. También aportarán correos electrónicos dirigidos desde la candidatura de Gumpert relacionados con el pago de taxis para acudir a votar.

Meter presión

Por su parte, Sonia Gumpert, que no ha querido dar detalle de las alegaciones, ha asegurado ante los medios que “aunque haya alegaciones probatorias, nadie puede cuestionar que los abogados madrileños ejercieron su derecho de voto de manera secreta y libre sin ningún tipo de coacción”, ha dicho Gumpert, “por lo que esperamos que la Comisión nos proclame ganadores de las elecciones”. La candidata asegura que obtuvieron cerca de 6.000 votos a favor en las elecciones del martes, más del doble que el siguiente candidato.

Estas posiciones enfrentadas desoyen por completo la exigencia de la Comisión Electoral de no meter presión a los miembros de la institución que tienen que decidir este viernes el futuro de la abogacía madrileña. O proclama decana a Gumpert o se repiten las elecciones en 2013.

Acabará en los juzgados

Pero la decisión que tome el órgano de control electoral puede no ser la definitiva. Tanto si resuelve a favor de Gumpert como si no, los aspirantes a decano del ICAM judicializarán el caso. Fuentes jurídicas señalan que por ambos lados ya están trabajando en la posible impugnación de la resolución de la Comisión. “No saben los de Gumpert con quienes se han metido”, dice un abogado que no pertenece a ninguna candidatura. “Las candidaturas perdedoras llevarán a los juzgados de lo Contencioso-Administrativo la decisión si no es satisfactoria para ellos”.

Por su parte, Sonia Gumpert ha asegurado que todavía no es momento de adelantar nada, que esperará a la decisión de la Comisión, pero no descarta que vaya a tomar medidas judiciales contra la resolución si no sale proclamada. Fuentes jurídicas señalan a este diario que también están trabajando en ello, aunque “otra cosa será si lo presentan finalmente, depende de si sale mal parada o no”.

Querellas por infamia


Lo que no quieren dejar pasar en la candidatura de Sonia Gumpert es la posibilidad de querellarse contra otros candidatos a decano. Ignacio Gordillo, abogado aspirante a diputado de la Junta Directiva del ICAM por Sonia Gumpert, asegura que la candidatura tomará alguna medida por las infamias recibidas en la tarde noche del martes por parte de otros aspirantes a decano. “Nos reservamos el derecho, pero tenemos que defender a aquellos abogados que han optado por el cambio y nos han votado”. “Nos han dicho de todo, cuando todo es mentira”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad