Baby’n’ joy, los cofres regalos con sello infantil

stop

Un proyecto emprendedor lanza al mercado cajas de experiencias pensadas para las familias

Portal de Baby 'n' joy

11 de mayo de 2013 (21:29 CET)

Las grandes superficies han caído rendidas a los cofres regalos. Ofrecen catas de vino, estancias en casas rurales o actividades para parejas en spa y restaurantes. Experiencias que están pensadas para un público adulto. Por ese motivo, tres estudiantes de master decidieron crear Baby ’n’ joy, los cofres regalos pensados para bebés, niños, padres y abuelos.

Mireia Cabanes, Toni Parada y Raquel Abulí adaptaron al mercado su proyecto académico. La idea surgió en 2011 en las aulas de la escuela de negocio de Esade como alternativa a la falta de oferta destinada a los más pequeños. Y como la idea fue lo suficientemente atractiva, consiguieron una inversión inicial de 200.000 euros, de los cuales 75.000 euros provenían de un crédito Enisa.

Divertidos y didácticos


Abulí explica a Economía Digital la buena acogida que han tenido las cajas regalos pensadas para las familias. Las experiencias más vendidas son las destinadas a padres y recién nacidos. Actividades didácticas y entretenidas como aprender a relajar al bebé. Pero la oferta también se extiende a sesiones fotográficas y a excursiones a granjas, museos o teatros en las que también pueden participar los abuelos.

El proyecto empezó a extenderse principalmente en puntos de puericultura así como en jugueterías de Barcelona y Madrid. De los 50 establecimientos con los que trabajaban estos jóvenes emprendedores en diciembre han pasado a 70 puntos de venta en mayo. Y prevén alcanzar los 300 a lo largo de 2013. El reto está en introducir sus productos en grandes cadenas de distribución como Fnac o El Corte Inglés con las que ya están negociando.

Previsiones de facturación


Además, quieren ampliar la cartera de actividades en las que las familias puedan aprender y divertirse al mismo tiempo. Los tres socios prevén vender cinco mil cajas este año, el equivalente a 300.000 euros. Y en un par de años, llegar a los dos millones de euros.

Baby ‘n’ joy se venderán en más establecimientos, pero también el mercado será más extenso. El norte de España y el levante son los próximos objetivos. El foco de la internacionalización, contemplado en el plan de negocios, llegará más adelante.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad