Enrique Tomás, el rey catalán del jamón. ED

El Santander presta 10 millones para la expansión de Enrique Tomás

stop

El fondo Advance del Santander otorga un crédito de hasta 10 millones de euros al rey catalán del jamón, que en 2017 ganó 582.000 euros

Barcelona, 23 de agosto de 2018 (04:55 CET)

Enrique Tomás se prepara para crecer. La cadena de tiendas especializadas en jamón firmó a finales de 2017 un acuerdo con Banco Santander con tal de financiar su expansión. No será sólo en el número de aperturas, sino también en la adquisición de producto, una de las líneas en las que más énfasis pone la compañía de cara a los próximos años.

Las cuentas del último ejercicio de la compañía revelan que poco antes de Navidad se firmó “un plan de financiación para su expansión con una de las principales entidades financieras españolas”. Fuentes de Enrique Tomás explican a Economía Digital que el acuerdo se alcanzó con el fondo Advance del banco presidido por Ana Botín por un compromiso máximo de 10 millones de euros.

Las mismas voces señalan que el acuerdo es revisable en diciembre de 2019 y que se actualiza con sesiones de control periódicas en las que se justifican los gastos hasta la fecha y las nuevas necesidades.

Gracias al renovado músculo, la empresa pudo dar el salto a Roma y abrir nuevos establecimientos en Madrid –calle Carretas y la T-4 de Barajas— y Barcelona –dos en el Aeropuerto de El Prat y otro en la Estación de Sants--. Así es el giro estratégico del grupo jamonero, que opta por centrarse en los locales más grandes de su red de alrededor de 90 puntos de venta.

Enrique Tomás opta por avanzar la compra de jamones para los próximos dos o tres años

Los que rondan el millón de euros de facturación dejaron de ser primordiales para la firma, que opta ahora por franquiciarlos o cerrarlos directamente de no encontrar nadie que los quiera llevar. Según Enrique Tomás, cuentan con alrededor de 30 tiendas franquiciadas.

No obstante, la otra guerra de la compañía es la de avanzar la adquisición de producto, que guarda en sus almacenes ante un hipotético aumento de los precios. De hecho, en las cuentas de 2017 ya reconoce un gasto de 415.033 euros en el pago avanzado a un proveedor.

Banco Santander toma un papel clave en la financiación del stock para los próximos dos o tres años, un práctica que la empresa ya lleva testeando con algunos lotes de jamón desde hace más de un año. Y todo indica que la metodología se agudizará.

Enrique Tomás en 2017

Los resultados de 2017 de Enrique Tomás desvelan una ligera caída del beneficio, que baja 630.606 euros hasta los 582.106 euros, a pesar de que las ventas escalan desde los 16 millones de euros hasta los 17,51 millones.

La razón de la rebaja fue un incremento de los costes. Especialmente crecieron los de personal, pues saltaron de los 1,26 millones hasta los 1,97 millones. El gasto en provisiones también escaló desde los 12,9 millones hasta los 13,2 millones.

Las propias cuentas presentadas ante el Registro Mercantil admiten que los resultados "no son lo buenos que sería de desear". Sin embargo, "dada la creciente competencia en el mercado", la firma los considera "aceptables", si bien desea "mejorarlos en el futuro".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad