Bankia purga la red en Catalunya y deja sólo las oficinas rentables

stop

La entidad nacionalizada cumple con los requisitos de Bruselas y cerrará 208 oficinas que afectarán a un máximo de 681 trabajadores

02 de septiembre de 2013 (20:33 CET)

Bankia ha puesto fin a la reestructuración de la red de oficinas que le había impuesto Bruselas tras recibir ayudas públicas. El plan de adelgazamiento de la entidad afectará en Catalunya a 208 sucursales, que bajarán finalmente la persiana. Se mantendrán abiertas otras 146, la mayoría de las cuales se encuentran en Barcelona.

Tarragona y Lleida son las dos provincias más afectadas ya que apenas se quedarán con dos y tres oficinas, respectivamente. “Se trata de un tema de rentabilidad y de la imposición de Bruselas de mantener la presencia, en determinadas zonas, sólo en las capitales”, señalan fuentes del banco.

Adhesiones voluntarias al ERE

Estos cierres también afectarán a la plantilla catalana compuesta actualmente por 1.750 personas. Se recortará el número de trabajadores un 39%, hasta un máximo de 681, siguiendo los mismos mecanismos que ya ha aplicado Bankia en otras comunidades autónomas.

“Ahora se abre un periodo de 10 días para que los empleados que lo deseen se adhieran a las salidas voluntarias y luego la empresa determinará”, explica el portavoz de CCOO de Bankia en Catalunya, Víctor Fernández.

Retribuciones por encima de la reforma laboral

El pasado febrero, la entidad y los sindicatos pactaron las indemnizaciones que se aplicarían en el expediente de regulación de empleo (ERE) que afectará a un total de 4.500 trabajadores en España, 400 menos de los previstos.

Para las salidas voluntarias se acordaron remuneraciones de 30 días por año trabajado y de 25 días para las forzosas. “No son unas malas condiciones teniendo en cuenta el contexto actual”, subraya Fernández, quien lamenta que, teniendo en cuenta el peso de Catalunya en la economía española, se cierren tantas oficinas.

Un excedente de 1.000 personas


Los sindicatos aseguran que en los últimos dos años se ha reducido a la mitad la plantilla catalana y consideran que ha sido uno de los territorios más castigados por los ajustes.

En Andalucía se cerrarán 129 sucursales --que supone un 66% del total-- y en Canarias 54 --un 29%--. En total, 1.182 personas abandonarán sus puestos de trabajo entre las últimas tres autonomías que todavía quedaban por reordenar.

Bankia reducirá la presencia en Catalunya más de un 57%. Sin embargo, fuentes de la entidad insisten en que el banco no abandona esta comunidad y pone de relieve que mantiene todavía un número importante de sucursales.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad