Barcelona se queda sin la furgoneta 'pick-up' de Nissan

stop

La decisión pone en jaque el futuro de la planta de producción de Barcelona

02 de diciembre de 2010 (14:46 CET)

El comité de empresa del fabricante nipon Nissan ha descartado la planta de Barcelona como el centro de producción del nuevo modelo de furgoneta pick-up que prevé construir para el mercado europeo y de los países más cercanos. El subdirector general de operaciones industriales de Nissan Motor Ibérica, Frank Torres, ha explicado que perder esta cuenta pone en jaque el futuro de la fábrica catalana. “El no introduce la incertidumbre sobre el futuro”, ha manifestado.

Se esperaba que la producción de las 60.000 unidades anuales de la furgoneta, una cifra que se mantendría como mínimo diez años, solucionaría los problemas de la planta de la Zona Franca. De hecho, el presidente Montilla y el consejero Huguet llegaron a ir a Japón el 2008 para conseguir este encargo.

Aún no se sabe qué país se llevará la producción, una decisión que se conocerá en un mes, pero sí se ha hecho público que el comité de empresa ha encontrado insuficientes las nuevas medidas propuestas por la dirección de la Zona Franca para ganar competitividad.

Una estrategia para imponer condiciones

Los sindicatos ya se han pronunciado sobre esta cuestión. Des de la UGT de Catalunya han reclamado a la dirección de Nissan que no usen esta concesión como “una estrategia de imposición”. Según el comunicado que han hecho público, ven en el anuncio un intento de aplicar a la plantilla de la Zona Franca unas condiciones productivas “lejos de las que hemos mantenido los últimos años”.

Precisamente esta ha sido una de las luchas de los últimos tiempos en la factoría, con anuncios de ERE y deslocalizaciones de por en medio.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad