Basf cierra la planta de Palau Solità i Plegamans

stop

Anuncia el despido de 30 del centenar de los empleados de la fábrica

13 de diciembre de 2010 (18:40 CET)

La multinacional BASF cerrará su planta barcelonesa en Palau-solità i Plegamans, que trabaja para el sector de la construcción, lo que acarreará el despido de una treintena del centenar de personas que trabajan en la citada fábrica.

La dirección de la sociedad Alemana, ha informado hoy a los comités de empresa y a la plantilla de los centros en España de su filial, BASF Construction Chemicals, tras ver cómo las ventas han caído este año en un 20% respecto a 2009, según los cálculos provisionales de la multinacional. 

El desplome del sector de la construcción hizo que la empresa aplicara un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en España que afectó a 82 trabajadores de BASF Construction Chemicals, 36 de ellos de Palau-Solità. Esta medida fue insuficiente para frenar las pérdidas y la compañía optó por llevar a cabo más ajustes, según fuentes de la empresa.

El cierre de Palau-Solità i Plegamans, que se realizará a mediados del año que viene, se enmarca en la política de Basf de concentrar sus actividades en las plantas del centro de España para asegurar la viabilidad del negocio. La medida implica una optimización de las estructuras de ventas, mercadotecnia y administración en su centro barcelonés de L'Hospitalet de Llobregat.

La dirección y los comités de empresa tienen previsto empezar a reunirse para abordar la reducción del empleo que afectará al 14% de los 306 personas que trabajan ahora para esta química en España.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad