Bertelsmann adquiere el 100% de Random House Mondadori

stop

La empresa aprovecha la operación para entrar en América Latina

05 de noviembre de 2012 (18:55 CET)

El grupo de empresas de comunicación Bertelsmann ha adquirido el 100% de Random House Mondatori, la editorial con sede en Barcelona formada en 2001 a partes iguales por Random House y Mondatori. La empresa no descarta un próximo cambio de nombre aunque, por los momentos, mantendrá la misma denominación social. El acuerdo, sujeto a la autorización de la Comisión Nacional de la Competencia de España, está previsto que se cierre antes de que acabe el año.

Con la adquisición de la editorial, Bertelsmann pretende ganar presencia en el mercado editorial español y entrar en América Latina, donde la industria experimenta un notable crecimiento. La empresa mantendrá a Núria Cabutí como CEO directora general y conservará las estructuras organizativas en España, Argentina, México, Colombia, Chile y Uruguay.

“Random House seguirá brindando a nuestra empresa española los recursos para expandir nuestro negocio editorial y convertirnos en el principal editor de libros electrónicos en lengua española”, explicó Markus Dohle, Presidente y CEO de Random House internacional.

Random House Mondadori, a través de sus divisiones, publica libros de ficción y no ficción para adultos y niños en tapa dura, rústica y formato electrónico. En 2012 los títulos más vendidos de la editorial han sido la trilogía Cincuenta Sombras, de E. L. James; Invierno del Mundo, de Ken Follett; Las leyes de la frontera, de Javier Cercas; Pensar rápido, pensar despacio, de Daniel Kahneman y La tabla esmeralda, de Carla Montero. Su catálogo de autores en español y otras lenguas incluye a Ildefonso Falcones, Julia Navarro, Albert Espinosa, Isabel Allende, John Grisham, Quino, Umberto Eco o Paul Preston, entre otros, además varios Premios Nobel como Gabriel García Márquez, J.M. Coetzee, Orhan Pamuk, V.S. Naipaul, y Doris Lessing.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad