Bodegas Torres supera la crisis

stop

Cierra 2010 con una facturación de 205 millones de euros, un 11,5% más que el año anterior, gracias al buen comportamiento de las exportaciones

10 de febrero de 2011 (18:25 CET)

Bodegas Torres cerró el año 2010 con una facturación de 205 millones de euros, un 11,5% más que el año anterior, gracias al buen comportamiento de las exportaciones, mientras que las ventas en España bajaron alrededor de un 2%.

El presidente de Bodegas Torres, Miguel Torres, ha afirmado que lo importante es que ahora ya se ha visto que estamos saliendo de la crisis, cosa que no estaba tan clara en 2009, y que quizá este año la compañía volverá a tener "beneficios interesantes".

Las ventas en el 2010 estuvieron muy por encima de las previsiones iniciales, que apuntaban a un crecimiento del 5%, y la previsión de este año es aumentar la facturación entre un 5 y un 6%. Las exportaciones suponen en la actualidad el 72% de las ventas, cuando hace diez años representaban el 50%, y este año pueden alcanzar el 75%.

Finlandia, Canadá, Noruega y Rusia encabezan el ránking de países con mayor incremento de las exportaciones de Torres, aunque México, Reino Unido, Alemania y Holanda siguen siendo los principales mercados del grupo. Las ventas de vino del grupo en China han crecido en 2010 un 40%, siendo además la primera bodega europea con distribución directa en el país asiático. Torres China ha facturado en 2010 16,16 millones de euros y se ha situado como la tercera importadora y distribuidora de vinos del país.

Gracias al buen comportamiento de las ventas, este año Torres incrementará la compra de uva para el vino tinto, tras dos años de descensos. Torres tiene 1.300 empleados, viñedos en España, Chile y Californa, cuenta con más de 50 marcas diferentes y está presente en 140 países de todo el mundo. En Brasil, Torres acaba de comprar una distribuidora para disponer de distribución propia, como en Suecia y China.

Inversiones moderadas

Torres ha señalado que las inversiones de este año serán "moderadas" y aún están por acabar de definir y que aunque la apertura de vinotecas en España está parada, hay posibilidad de nuevas aperturas en Suiza y en Barheim.

Miguel Torres dejará la dirección general de Bodegas Torres seguramente a principios del año que viene, aunque seguirá como presidente, y para iniciar el relevo generacional, en junio se nombró a Raul Bobet adjunto a la dirección general. Según Torres, será el consejo de administración quien decida el equilibrio entre los profesionales y la familia.

Entre los productos nuevos que prepara la compañía, destacan el vino negro sin alcohol y el vino orgánico Las Mulas, que ya ha salido al mercado en Chile.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad