¿Boicot al cava? Freixenet prevé vender un 3% más en España

stop

Política y negocios

La familia Ferrer con el presidente de honor del grupo en el centro, Josep Ferrer Sala

19 de octubre de 2015 (16:12 CET)

Los productores de cava empezaron a sufrir hace ya una década un boicot por parte de algunos consumidores de fuera de Cataluña por razones que nada tenían que ver con su actividad, como declaraciones desafortunadas de algunos políticos. A pesar de que el clima político entre Cataluña y el resto de España se ha deteriorado, parece ser que las cavas ya no se acuerdan del boicot.

Eso es al menos lo que respira Freixenet. El líder del sector asegura haber pasado página al capítulo del boicot y prevé cerrar este 2015 con un aumento de ventas del 3% en el conjunto de España. El director de Comunicación de Freixenet, Pedro Bonet, ha asegurado que han sufrido "boicot" en los últimos años por el debate soberanista, pero mantiene que a día de hoy esta cuestión ya no afecta a sus ventas.

Bonet ha explicado que el incremento de las ventas se está registrando en todo el mercado español y especialmente en el canal de la hostelería, donde cada vez se consumen productos de mayor calidad y mayores precios.

Clientes más maduros

"Esto es una buena noticia para nosotros, ya que el sector del cava llevaba unos años con cierto estancamiento de productos premium y este año está funcionando muy bien", ha señalado. "Yo hace tiempo que toco madera, pero me da la impresión que llevamos mucho tiempo hablando de todo y que la gente ha ido madurando en todos los sentidos", ha añadido.

"El famoso boicot" fue "una vacuna", ha continuado, y sus efectos son ahora ya casi imperceptibles desde el punto de vista de la facturación. "No creo que haya demasiada gente que haga boicot, nosotros no lo hemos notado", ha subrayado el directivo.

"Nos conformaríamos con seguir con el avance que llevamos sobre el año pasado, que sería poner un signo más delante y esto ya es suficiente después de años complicados. Si llegamos a este 3% que llevamos ahora será estupendo", ha declarado.

Tanto en Cataluña como en el resto de España

De momento, Freixenet está vendiendo más tanto en la comunidad catalana como en el resto de España, a pesar de que el presidente de la compañía, José Luis Bonet, se ha pronunciado en numerosas ocasiones en contra de la independencia y a favor de una solución negociada a las aspiraciones soberanistas de Cataluña.

Pedro Bonet ha considerado que estas declaraciones han generado "mucho ruido mediático" pero que, sobre el papel, el año pasado ya fue "normal" y la previsión es que este también lo sea.

Burbujas a ritmo gimnástico

Freixenet ha presentado hoy al protagonista de su esperado anuncio navideño, que este año será el equipo español de gimnasia rítmica.

Sobre el hecho de haber elegido a un equipo español, Bonet ha querido dejar claro que la elección no se ha debido a un tema de "nacionalidad", sino por los valores que representan estas deportistas, como son "el trabajo, el talento, el éxito y el afán de logros".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad