Brufau explota y muestra su 'hartazgo' con las críticas de Competencia

stop

El presidente de Repsol rompe su tradicional mesura y carga contra las descalificaciones del ente oficial a las petroleras

Luis del Rivero y Antoni Brufau en la junta de accionistas de Repsol -YPF

15 de abril de 2011 (17:43 CET)

El presidente de Repsol YPF, Antoni Brufau, dice sentir "hartazgo" con la posición de la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ante la actividad de las petroleras en el negocio de los carburantes, y ha pedido al presidente del organismo, Luis Berenguer, que sea "más respetuoso" con la compañía.

Tras leer ante los accionistas un teletipo de Europa Press en el que Berenguer asegura que es "complicado para los poderosos renunciar a sus privilegios", Brufau ha pedido que, "si Repsol hace bien su trabajo, se respete a esta casa", momento en el que el auditorio ha interrumpido su discurso con aplausos.

"También lo tengo", había asegurado anteriormente Brufau, tras escuchar la intervención de un accionista que decía tener "hartazgo" con la CNC. "Esta es una compañía que trabaja mucho para su imagen, para crear una empresa responsable, y no puede ser que se vea inmersa en debates mediáticos de protagonismos personales procedentes de funcionarios o cargos públicos que deben ser más respetuosos", señaló.

Brufau indicó que los carburantes que llegan al consumidor son productos de "primer nivel" con "precios eficientes y cargas fiscales importantes". De cada 50 euros de carburante, señaló, las petroleras solo reciben uno, de modo que disponen solo de un margen del 2%, aseguró.

Dividendo anterior a la crisis

Por otra parte, los accionistas de Repsol-YPF dieron luz verde a un aumento del dividendo del 23%, correspondiente a 0,525 euros por acción, cosa que situará la remuneración total sobre los resultados de 2010 en 1,05 euros, una cantidad similar a la que se repartía antes de la crisis.

La mejora del dividendo es fruto de la recuperación alcanzada por la sociedad durante el año pasado. El beneficio se multiplicó por tres, y el grupo consiguió vender el 40% de Repsol Brasil a la sociedad china Sinopec. En esa operación se captaron más de 5.000 millones, lo que ha permitido a la empresa española desarrollar proyectos de exploración y producción en el país suramericano.

La junta reeligió como consejeros al propio Brufau y a los tres representantes de Sacyr: Luís del Rivero, Juan Abelló y José Manuel Loureda.






Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad