Caixa Geral cede 'in extremis' y Renta Corporación refinancia su deuda

stop

La refinanciación de los 297 millones de deuda de Renta Corporación se desbloquea de noche, en el último momento, tras el visto bueno del portugués Caixa Geral de Depósitos

13 de mayo de 2011 (22:56 CET)

La refinanciación de los 297 millones de deuda de Renta Corporación se ha desbloqueado esta noche, en el último momento, tras el visto bueno del portugués Caixa Geral de Depósitos. La única entidad que no había firmado el acuerdo ha dado el sí tras bloquear la operación durante toda la semana.

Caixa Geral mantiene una deuda de apenas 15 millones de euros en la inmobiliaria que preside Luis Hernández. Pero su visto bueno a la refinanciación –tienen que aceptar todos los acreedores- no ha llegado hasta esta noche. Durante toda la semana, el grupo portugués no había dado respuesta alguna a los continuos requerimientos de la compañía para desbloquear la refinanciación.

Las entidades que suscribieron el último crédito sindicado son, además de Caixa Geral, el grupo que forman Santander, BBVA, Popular, IKB, ING Real Estate, Bankia, Deutsche Bank, Sabadell, Barclays, CAM, Caixa Geral, Caixa Catalunya, El Monte, Caja Cantabria, Caja España y Banco de Valencia.

Cerrar la refinanciación era vital para la continuidad de Renta Corporación, asfixiada por una deuda ingente. Según el acuerdo la compañía tiene previsto canjear activos inmobiliarios con sus acreedores por valor de 117,75 millones.

La operación contempla también la conversión en un préstamo participativo de otros 54,45 millones de euros de deuda. El resto se reestructurará en un plazo de ocho años. Según el pacto con los bancos, Renta Corporación ha de reformular sus cuentas de 2010 y modificar la propuesta de aplicación del resultado del pasado ejercicio, lo que supone cancelar los créditos fiscales que tenía activados.

Por lo tanto, el grupo contabiliza ahora unos fondos propios negativos de 41 millones de euros. Con el cierre de la refinanciación el grupo recuperará el equilibrio patrimonial.

Resultados

En el primer trimestre del año, Renta Corporación ha obtenido una pérdida de 4,9 millones de euros, frente a los números rojos de 1,7 millones de euros del mismo periodo del año anterior. Pero las cifras no son comparables ya que se ha modificado el criterio de activación de impuestos. Este concepto tuvo un impacto positivo de 1,4 millones de euros en el primer trimestre de 2010.

Por su parte la facturación del grupo ha sido de 10 millones de euros, si bien 8,4 millones de euros corresponden a cartera de negocio ordinario y 1,5 millones de euros a la cartera de existencias previas al 2009.

Además, la deuda neta, se sitúa en 312,7 millones de euros a cierre demarzo de 2011. En cuanto a las existencias, ascienden a 270,5 millones de euros, distribuidas de forma homogénea entre edificios y suelo y geográficamente concentradas en el mercado nacional.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad