‘Campamento de verano’ se queda sin anuncios

stop

El 'reality' de Telecinco emitió el martes sin cortes publicitarios

Imágenes de la mujer acosada, según la plataforma.

21 de agosto de 2013 (20:34 CET)

El programa de Telecinco Campamento de verano atraviesa horas bajas. Los anunciantes contactados por la plataforma Hazte Oír, que protesta por el supuesto trato denigrante a las mujeres, han manifestado su deseo de no aparecer en la franja horaria del programa.

La última edición de Campamento de verano, difundida el martes pasado, no tuvo anuncios durante la emisión. El bloque publicitario comenzó al final del programa. Allí se mostró el único patrocinador, la web Milanuncios.com, seguido de varias marcas como Chevrolet, Pantene y Navidul, que precedieron el inicio del siguiente programa: CSI.

La cadena ha ofrecido una respuesta repetida a todos los medios que se han interesado por el asunto: “Mediaset no comenta las decisiones de los anunciantes”. Fuentes de la compañía han aclarado también que la emisión del martes tiene una duración inferior a una hora y que, por tanto, se decidió no cortar la emisión. El verdadero alcance de la iniciativa se verá el próximo jueves con el programa de dos horas de duración.

Anunciantes ¿espantados?

Algunas marcas que no desean ser mencionadas han explicado a este medio que no habían contratado publicidad para ese espacio concreto y que han pedido expresamente no aparecer en Campamento de verano para no verse envueltos en polémicas. En la cadena, no obstante, sospechan que algunos fabricantes intentan aprovechar el eco mediático que el nuevo boicot está teniendo en todos los medios.

Burger King, por ejemplo, ya había retirado la publicidad de Telecinco hace dos años en un episodio más grave: el pago de 10.000 euros a la madre del Cuco, implicado en el asesinato de Marta del Castillo, por una entrevista televisada. Pero, pasada la polémica, fue el primero en reinsertar los anuncios en La Noria.

Nuevos ataques

Ahora la plataforma ciudadana, con un eco importante en las redes sociales, dirigirá sus peticiones contra otras marcas que han aparecido los jueves en la edición larga del programa: Danone, Balay, El Corte Inglés y Nestlé. Esta última ya se había retirado de La Noria por el primer boicot relacionado con el caso Marta del Castillo.

La campaña contra Telecinco fue generada por el trato que Campamento de verano dio a Noemí Merino, una de las concursantes. Los productores prepararon una ducha de chocolate a la concursante, pese a ser alérgica a este alimento. El presentador, Joaquín Prat, animó a los hombres a lamerla. La joven se sintió humillada y protestó por el trato. Al día siguiente, el programa se retractó, pero ya era demasiado tarde: el boicot se había iniciado.

Pocos días después, otro de los participantes, David Pedre, que dio un pregón en el pueblo de Mombeltrán, declaró que volvería al lugar para “visitar el castillo y follar a vuestras mujeres”. El concursante fue expulsado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad