Carglass cierra un 'call center' y despide a 82 trabajadores pese a ser líder del mercado

stop

La compañía belga, que controla el 70% del mercado nacional, propone una indemnización pre reforma laboral

18 de febrero de 2014 (19:48 CET)

La dirección de Carglass y los sindicatos han acordado el expediente de regulación de empleo (ERE) que afectará a la plantilla española. La compañía de origen belga cerrará un centro en Ávila y despedirá a 82 trabajadores frente a los 139 que proponía al inicio de la negociación. La plantilla está formada por 1.100 empleados.

La empresa, que en la Península Ibérica dirige Marc de Souter, presentó el ERE tras absorber a su principal competidor, Guardian Express. Tras la operación controla el 70% del mercado nacional de sustitución de lunas de automóvil.

Motivos organizativos

Los motivos no han sido económicos sino puramente organizativos, según indican fuentes sindicales presentes en la negociación.

Carglass cuenta con 210 centros de trabajo y 126 unidades móviles en territorio español. Pero tras la fusión, propuso reducir plantilla y eliminar duplicidades como sucedía con los call center de Ávila y de Barcelona. Finalmente, el centro catalán seguirá activo, pero el de Castilla y León, que emplea a 31 mujeres, echará el cierre.

Menos trabajadores afectados


Los sindicatos destacan que la negociación del ERE “no ha sido conflictiva”. Además, dirección y sindicatos han pactado una indemnización previa a la reforma laboral: 35 días por año trabajado. Eso sí, con un tope de 20 mensualidades.

Los empleados que sean despedidos podrán ser trasladados a otros puestos del territorio. En caso de que acepten esta opción, Carglass se ha comprometido a pagar seis meses de alquiler por importe de 600 euros y asumirá el coste del traslado, indican fuentes de CCOO.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad