Carrefour prueba en España el modelo low cost que desplegará en la Europa pobre

stop

La multinacional amplía Supeco, el supermercado de grandes descuentos que comenzará a ensayar en Rumanía

Interior de un supermercado Supeco.

10 de junio de 2014 (19:48 CET)

Parecen almacenes de supermercados. No hay cuidadas decoraciones y guarda ciertas similitudes con Makro: venta al mayor aunque da acceso a compradores particulares. Los nuevos supermercados Supeco, que Carrefour inauguró en Andalucía el año pasado y que ya cuenta con seis locales en España (cuatro en Andalucía, dos en Madrid y uno en Galicia), han dibujado la nueva estrategia de la multinacional francesa en los países de la Europa pobre, donde triunfan las marcas blancas y los consumidores han migrado en masa hacia los supermercados y productos con mayores descuentos.

Supeco quiere ampliar con fuerza la incipiente red en España que está ubicada en localidades que alojan a una masa de consumidores en apuros: Los Palacios, San José de la Rinconada, Chiclana, Parla, Antequera, Alcalá de Henares y Vilagarcía de Arousa, inaugurado hace poco más de una semana.

Litro de leche a 0,57 euros

La multinacional está buscando ubicaciones y centros comerciales enfocados hacia los grandes descuentos. De hecho, Carrefour ha ofrecido instalar un Supeco en el nuevo centro comercial Sambil Outlet, en la M-40 al sur de Madrid, que se inaugurará en otoño del próximo año. El centro, que albergará tiendas y marcas con precios muy ajustados, es un lugar deseado para la multinacional francesa, que ya ha lanzado una oferta por el espacio, según ha podido saber este diario.

Además de los precios bajos, el nuevo supermercado funcionará con descuentos por volumen de compra, con lo que pretende ganar a clientes como los restaurantes y operarios de hostelería. El supermercado ofrece precios sumamente competitivos como el litro de leche a 0,57 euros, IVA incluido, o latas de bebida energética de 0,33 euros con descuentos de hasta 0,26 euros con la compra de grandes cantidades (24 unidades).

Tras la nueva estrategia también se encuentra la amenaza del modelo de hipermercado que afronta horas bajas. “Los españoles ya no hacen la compra del mes, como hasta antes de la crisis. Compran menos cantidades, con más frecuencia y buscan mejores precios. Esto ha hecho que el hipermercado entre en apuros y está afectando a Carrefour y Alcampo”, explica un experto en consumo de grandes superficies que ha pedido mantener su nombre en el anonimato.

Expansión a Rumanía


El esquema comercial, inspirado en la cadena brasileña Atacadão, se ha adaptado al modelo comercial español para competir con fuertes operadores como DIA, Mercadona, Lidl y Aldi. La marca blanca de Carrefour será la punta de lanza de la nueva estrategia.

La empresa ha comenzado este año operaciones en Rumanía donde ha abierto tres locales. De allí se expandirá a países donde haya una masa crítica de consumidores con condiciones económicas adversas, que buscan precios bajos y marcas blancas. El Este y el Sur de Europa son los territorios en mira para las futuras aperturas pero la cadena asegura que se tomará su tiempo. “Estamos testeando el modelo pero no tenemos prisa por expandirlo a los mercados maduros", asegura el consejero delegado de Carrefour, Georges Plassat.

La compañía ha invertido, en promedio, un millón de euros por cada apertura.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad