Cellnex pierde 35 millones por las provisiones del ERE. En la imagen, Tobías Martínez, nuevo presidente de Cellnex. EFE

Cellnex, a lo suyo: se irá de compras pese a la deuda (y las opas)

stop

Cellnex seguirá con su expansión por Europa pese a que su deuda es de 5,5 veces su ebitda y a que su primer accionista está a punto de ser comprado

Xavier Alegret

Economía Digital

Cellnex pierde 35 millones por las provisiones del ERE. En la imagen, Tobías Martínez, nuevo presidente de Cellnex. EFE

Barcelona, 17 de febrero de 2018 (04:55 CET)

Cellnex cerró el segundo año consecutivo ganando menos. En concreto, 33 millones de euros (el 17,5% menos), por los costes de su crecimiento. Pese a estos gastos, a que la deuda se ha situado en 5,5 veces su ebitda y a la guerra de opas sobre Abertis –su primer accionista– que siembra la incertidumbre sobre el futuro de la empresa de infraestructuras de telecomunicaciones, piensa seguir con su hoja de ruta de crecimiento inorgánico.

Así se estrenó este viernes Tobías Martínez en la presidencia de Cellnex, en sustitución de Francisco Reynés. El directivo, que hasta ahora era sólo consejero delegado, se centrará en el crecimiento, mientras que se ha traído a Lluís Deulofeu de Abertis para centrarse en el día a día de la operativa.

Cellnex ha invertido 3.000 millones en comprar otras empresas desde que salió a bolsa, en 2015. En 2017 ejecutó unos 1.200 millones, y la previsión es seguir a estos ritmos. No obstante, su situación financiera no es la misma, actualmente. La deuda creció de 1.499 a 2.237 millones de euros el año pasado, llegando a ser de 5,5 veces el ebitda, una ratio considerada alta.

Cellnex ha invertido 3.000 millones de euros en compras desde que salió a bolsa

Para explicar que con estos niveles de pasivo pueden continuar yendo de compras, Martínez apeló a la liquidez, con una tesorería de 2.000 millones contando las líneas de crédito disponibles, y a que la deuda es a largo plazo. Si no se invirtiera más, sólo con los contratos comprometidos –por valor de 16.000 millones–, reduciría su deuda a 2,5 veces el ebitda en 2022.

“Si dejáramos de invertir, las amortizaciones se frenarían, la deuda bajaría y el resultado neto se dispararía”, dijo el presidente de Cellnex para explicar la estrategia. Sacrifican resultado neto –que cae por los intereses de la deuda y las amortizaciones– para invertir en crecimiento. Lo defendió como una visión anglosajona, y lo cierto es que convence a los inversores: Cellnex subió el 56% en bolsa el año pasado… y este viernes, tras presentar resultados, se disparó el 3,16%, siendo la mejor IBEX.

“Las compañías no cotizamos por lo que hemos hecho sino por lo que se extrapola que vamos a hacer”, avisó Martínez. Y lo que van a hacer, lo que se supone que el mercado espera, es lo siguiente: “En estos próximos tres o cuatro años prevemos seguir invirtiendo y creciendo porque estamos en fase de consolidación de un proyecto europeo”.

El campo de crecimiento de Cellnex

El proyecto de Cellnex pasa por crecer en los mercados menos consolidados para la compañía, es decir, el Reino Unido y Holanda, y por abrir nuevos horizontes. Uno de ellos puede ser Portugal, donde pronto empezará la venta de Altice, que también tiene torres en Francia.

“Está a las puertas de que se lance un proceso competitivo, pero nos falta información para opinar”, dijo de Altice. “¿Si lo miraremos? Claro. Falta ver si es una oportunidad para nosotros, si encaja. A priori no hay nada que nos lleve a pensar que no habrá interés, pero es muy pronto”, añadió. A nivel industrial, por tanto, será difícil que no encaje. Otra cosa será el precio.

Tobías Martínez admite que Cellnex mirará la venta de Altice, con torres en Francia y Portugal

Una incertidumbre que tampoco corta las alas de los directivos de Cellnex es la guerra de opas sobre Abertis. Si gana Atlantia, puede que mantenga la mayoría y nada o poco cambie, pero si gana Hochtief (ACS), es probable que venda la compañía. A quien todo el mundo mira como posible comprador es a American Towers, líder mundial por su poder en EEUU pero que en Europa es el gran competidor de la compañía española.

De hecho, ha transcendido interés del grupo estadounidense por la filial de Abertis. Preguntado por si ha habido conversaciones o contactos, Martínez fue breve y claro: “No”. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad