Cirsa da beneficios a Blackstone. En la imagen, Joaquim Agut, consejero delegado y presidente de Cirsa. Archivo/ED

Cirsa da los últimos beneficios de la era Lao

stop

El gigante del juego Cirsa, que en abril pasó a manos del fondo Blackstone, gana 106,8 millones en el primer trimestre del año

Economía Digital

Cirsa da beneficios a Blackstone. En la imagen, Joaquim Agut, consejero delegado y presidente de Cirsa. Archivo/ED

Barcelona, 30 de mayo de 2018 (14:12 CET)

El gigante del juego Cirsa, que la familia Lao vendió en abril al fondo norteamericano Blackstone, obtuvo un beneficio operativo de 106,8 millones de euros en el primer trimestre del año, el 0,7% más que en el mismo período de 2017.

Según la compañía presidida por Joaquim Agut, líder del sector en España, ha logrado mejorar su resultado a pesar del impacto negativo de 16,1 millones de euros que ha registrado como consecuencia de la devaluación del conjunto de divisas latinoamericanas frente al euro.

La multinacional con sede en Terrassa (Barcelona) obtuvo unos ingresos de explotación de 423,5 millones hasta marzo, el 0,16% menos que el año anterior, aunque en línea con los objetivos marcados en el plan estratégico.

La división de casinos, una de las más importantes de Cirsa, ha crecido en ingresos y ebitda en moneda local en todos los países en los que opera y ha incorporado hasta marzo un total de 23 nuevos establecimientos en Perú, Panamá, Colombia y Costa Rica.

Las máquinas recreativas y los bingos repuntan facturación

El negocio de máquinas recreativas también ha aumentado su facturación, mientras que los bingos mantienen una tendencia positiva gracias al incremento de visitas. En estos tres primeros meses del año también han registrado una evolución positiva las otras unidades de negocio de Cirsa, como son el área B2B, relacionada con el diseño y producción de máquinas para bares, bingos y casinos, los salones de juego y Sportium, que concentra el negocio de las apuestas deportivas.

La oferta de Cirsa está compuesta por 147 casinos, más de 75.000 máquinas recreativas, 70 salas de bingo, 178 salones de juego y 2.000 puntos de apuestas deportivas en España, Italia y Latinoamérica. La compañía catalana cuenta con 18.000 empleados en todo el mundo y cerró 2017 con un beneficio operativo de 427 millones de euros, el 7,2% más, mientras que sus ingresos de explotación aumentaron el 6,4%, hasta los 1.716 millones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad