Citroën convierte su coche compartido en el segundo más caro del sector. EFE

Citroën convierte su coche compartido en el segundo más caro

stop

Emov vuelve a subir el alquiler de sus Citroën eléctricos por segunda vez en dos años. Se convierte en la segunda empresa con el precio por minuto más elevado

Barcelona, 28 de junio de 2018 (04:55 CET)

El servicio de vehículo eléctrico compartido Emov vuelve a incrementar los precios solo un año después. Con motivo del anuncio de la ampliación de zona en la que presta servicio en Madrid, la compañía propiedad de PSA y Eysa se ha plantado ya como la segunda empresa de carsharing con el precio por minuto más caro de Espña.

En concreto, el alquiler de sus Citroën C-Zero estará ahora en 0,25 euros, un 4% más caro que hace un año y un 25% más caro respecto a 2016, cuando aterrizó en el asfalto de la capital de España. La cuota de alta sigue siendo de 9 euros, mientras que el resto de posibles recargos (fumar en el interior del vehículo o perder las llaves, por ejemplo) siguen sin variaciones.

Este incremento sitúa a Emov con un servicio más caro que el de Wible, de Repsol y Kia, y Car2Go, empresa propiedad de Daimler. La primera empezará a operar en unos días y ofrece un alquiler de 0,24 euros por minuto. Mientras, la segunda, que cuenta con una posición líder en el sector por ser la primera en llegar a España, tiene el precio más bajo, 0,21 euros.

No obstante, Emov sigue estando por detrás de Zity, de Renault y Ferrovial, que subió sus precios el pasado 23 de marzo (de 0,21 euros a 0,26), precisamente cuando también anunció que ampliaba su radio de operación en Madrid, añadiendo los barrios de Pinar del Rey, Mirasierra, Montecarmelo, Fuentelarreina, Simancas, Salvador y abarcando una mayor parte de Hotaleza.

Desde Emov siempre han manifestado que “la apuesta por un servicio 100% eléctrico lleva aparejados unos costes muy elevados en operaciones e infraestructura propia para poder realizar la recarga de toda la flota", por lo que la subida de precios es una tónica generalizada: las cuatro grandes empresas lo han hecho en no más de dos años.

Y es que se trata de un negocio de volumen con márgenes muy estrechos, lo que explica que la flota de vehículos carsharing se ha multiplicado por cuatro, hasta sobrepasar los 2.000 en menos de tres años –en Madrid se realizan al día 2,5 millones de desplazamientos en coches particulares–, pero no ha sido suficiente para que ninguno de los competidores haya rentabilizado su apuesta.

Los Citroën de Emov llegarán más lejos

Emov presentó el miércoles otras tres novedades significativas: su alianza con eCooltra, empresa líder en moto compartida (motorsharing), el lanzamiento de tres paquetes de tarifas por minutos (100, 200 o 400 minutos) y la ampliación del área de operación.

A este último respecto, Emov aumentará su radio en 75 kilómetros cuadrados, por lo que abarcará la totalidad del barrio de Las Tablas. Este crecimiento, explican, ha sido posible por un ajuste en otros distritos de la capital, donde los coches "se quedaban estacionados durante horas debido a la escasa demanda".

La alianza con eCooltra, por su parte, responde a una estrategia cruzada para captar usuarios a golpe de minutos gratis. Los usuarios de la compañía de alquiler de motos eléctricas que se den de alta en la app de Emov no pagarán la cuota de inscripción y recibirán 10 minutos de uso gratis, mientras que los clientes de Emov que hagan el viaje a la inversa obtendrán 40 minutos sin coste.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad