Coca-Cola echará a la calle a 1.800 trabajadores para ahorrar 2.500 millones

stop

La multinacional anuncia el despido de parte de su plantilla en todo el mundo con el fin de reducir costes

Fachada de la factoría de Asturbega en Colloto de Coca-Cola

Barcelona, 08 de enero de 2015 (18:24 CET)

Primero fue la embotelladora española y ahora sigue los mismos pasos la multinacional. Coca-Cola ha anunciado el despido de 1.800 trabajadores para ahorrar 3.000 millones de dólares (2.500 millones de euros).

Este ajuste de personal se enmarca en un plan de la compañía para reducir costes. La empresa con sede en Atlanta, EEUU, ha comenzado a notificar a los trabajadores que deberán abandonar sus puestos de trabajo. El proceso de despidos podría concluir en los próximos meses.

"Nos hemos comprometido a garantizar un trato justo y equitativo para todo el personal afectado", ha explicado la multinacional. La plantilla de Coca-Cola está formada por unos 130.000 empleados. Sin embargo, la empresa quiere reducir esta cifra con el nuevo año que acaba de comenzar. Coca-Cola ya había anunciado a finales de 2014 su intención de llevar a cabo un plan de ahorro hasta el 2019. Ahora, ha concretado cómo lo conseguirá.

Leve caída de las ventas


Sin embargo, la contabilidad de la compañía no ha sufrido un gran varapalo que justifique dichos despidos. En los nueve primeros meses de 2014, Coca-Cola ganaba 6.300 millones de dólares. Esta cantidad supone el 7,5% menos que el ejercicio precedente. Asimismo, la empresa subraya que las ventas han caído cerca de un 2%, con una facturación, no obstante, que supera los 35.000 millones de dólares.

Desestimación del recurso de la embotelladora


El anuncio de estos despidos coincide con la desestimación de la Audiencia Nacional del recurso que había presentado Coca-Cola ante la readmisión de los trabajadores afectados por el ERE de la embotelladora española.

La compañía anunciaba la reincorporación de 351 empleados que lo habían solicitado, pero en las factorías que actualmente están abiertas, después de haber cerrado cuatro de ellas. Algunos sindicatos como CCOO critican esta decisión y piden la readmisición en los anteriores centros de trabajo.

No obstante, la Audiencia Nacional ha avalado en tres povidencias ante escritos de los sindicatos que la embotelladora está cumpliendo con las readmisiones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad