La alcaldesa Sada Colau ha metido el proyecto de funeraria municipal en el cajón por lo que queda de legislatura. Después de un enfrentamiento con las funerarias privadas, ahora cierra un acuerdo para que sigan haciéndose cargo de los entierros gratuitos

Colau y las funerarias llegan a un acuerdo para los entierros gratuitos

stop

Colau y las funerarias acuerdan garantizar los servicios gratuitos para familias vulnerables, cuyos gastos seguirán corriendo a cargo de las empresas

Economía Digital

La alcaldesa Sada Colau ha metido el proyecto de funeraria municipal en el cajón por lo que queda de legislatura. Después de un enfrentamiento con las funerarias privadas, ahora cierra un acuerdo para que sigan haciéndose cargo de los entierros gratuitos

Barcelona, 08 de junio de 2018 (14:29 CET)

El Ayuntamiento de Barcelona y las dos principales empresas funerarias que operan en la ciudad, Mémora y Altima, han acordado regular el acceso a los servicios funerarios gratuitos y bonificados. Un decreto fija las condiciones de acceso universal a las personas con pocos recursos que no pueden asumir su coste.

El decreto consolida un cambio de modelo en el acceso a los servicios funerarios: permite pasar de un sistema de beneficencia a una “política pública regulada” que garantiza los derechos a los ciudadanos en situación de vulnerabilidad, según un comunicado del ayuntamiento de Ada Colau. El decreto entrará en vigor en las próximas semanas. Esta regulación está en sintonía con las nuevas ordenanzas de servicios funerarios de Barcelona.

Colau abrió tiempo atrás un enfrentamiento con Mémora y Áltima por el empeño en poner en funcionamiento una funeraria municipal. Sin embargo, no tiró adelante este proyecto por falta de apoyos políticos. Curiosamente, ahora el equipo de gobierno municipal ha firmado un acuerdo con las dos empresas funerarias para regular unos servicios que ya llevaban a cabo por propia iniciativa.

Colau llega a un acuerdo con las funerarias privadas después de un largo enfrentamiento

Tal como puntualiza Josep Ventura, director general de Áltima, el principio de universalidad del servicio funerario en Barcelona siempre ha estado plenamente garantizado sin que haya faltado nunca ningún servicio. Recuerda que en Cataluña, a diferencia del resto de comunidades, los servicios de beneficencia siempre han ido a cargo de las empresas funerarias. Estas han asumido el gasto cuando lo han solicitado los servicios sociales del ayuntamiento. Los servicios de beneficencia que se han llevado a cabo en la ciudad de Barcelona han representado un 2% del total.

Ventura valora “muy positivamente” la colaboración público-privada que han establecido con el ayuntamiento para definir de forma conjunta los criterios que continúen garantizando la cobertura gratuita o bonificada de los servicios funerarios. Debe tenerse en cuenta que el sector funerario es el que se hace cargo del gasto de este tipo de servicios.

Para acceder a los servicios gratuitos o bonificados será necesario, como hasta ahora, que las familias cumplan las condiciones requeridas. Estas condiciones, recogidas en el decreto municipal, hacen referencia al Indicador de Renta Suficiente de Cataluña (IRSC) y a los preceptivos informes de los servicios sociales que acrediten que las familias no pueden cubrir los costos del servicio funerario.

Hemeroteca

Ada Colau
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad