Colonial comprará inmuebles por 1.500 millones en los próximos cinco años

stop

El ladrillo se recupera

Pere Viñolas y José Brugera, directivos de Colonial

20 de octubre de 2015 (14:03 CET)

Inmobiliaria Colonial ha presentado este martes ante los inversores un ambicioso plan de compra de activos, que prevé la inversión de un total de 1.500 millones de euros en los próximos cinco años (2016-2019) para comprar activos inmobiliarios e incorporarlos a su cartera patrimonial.

Colonial asegura estar ya analizando posibles adquisiciones por valor de unos 1.000 millones de euros y enmarca estas inversiones en su nueva estrategia de crecimiento. Madrid, Barcelona y París siguen siendo los principales en la nueva política de expansión de la empresa participada por Villar Mir que, no obstante, estudia otras ubicaciones para comprar inmuebles.

Ya ha hecho compras por 405 millones

De la inversión total prevista, la compañía que preside Juan José Brugera ha ejecutado ya durante este año compras de edificios, todos ellos en sus actuales mercados, por un importe de 405 millones de euros. En concreto, se ha hecho con tres inmuebles de Madrid, uno de Barcelona y dos más en París.

A cierre de la primera mitad del año, Colonial contaba con una cartera patrimonial valorada en unos 6.400 millones de euros, integrada por edificios de oficinas ubicados en los centros de Madrid, Barcelona y París, que suman unos 758.000 metros cuadrados de superficie.

Mejorar los ingresos por rentas

En este sentido, la inmobiliaria calcula que puede mejorar en casi 100 millones de euros (concretamente 91 millones de euros) sus ingresos por rentas, de forma que sobrepasen la cota de los 300 millones de euros (hasta alcanzar unos 320 millones), frente a los 229 millones actuales.

De esta mejora, 46 millones provendrán de renovar contratos actuales, otros 33 millones de mejorar y rehabilitar edificios para volver a ponerlos en alquiler, y los 11 millones restantes de los inmuebles comprados ya este año.

Alta capacidad para absorber la demanda

En su presentación, Colonial destaca la posición que tiene en el mercado de alquiler de oficinas de Madrid, Barcelona y París. Según sus datos, cuenta con capacidad para absorber el 11% de la demanda de la capital, el 6% de la capital gala y el 2% de la capital catalana.

Además, la compañía defiende la sólida posición financiera y accionarial con que cuenta para abordar esta fase de crecimiento. Así, por un lado, asegura contar con accionistas de largo plazo y vocación de permanencia y, por otro, con una "estructura financiera" de "primera clase".

Pasivo del 42% de los activos

En este sentido, indica que su pasivo equivale al 42% del valor de sus activos y 'presume' de haber sido la primera compañía del sector en España en lograr un 'rating' por parte de las agencias de calificación.

En cuanto a los socios, el Grupo Villar Mir se mantiene como primer accionista con un 15% del capital a pesar de que recientemente vendió títulos para inyectar fondos en la ampliación de la constructora OHL. El resto de accionistas son Qatar con un 13%, y el grupo Santo Domingo y MoraBank, con un 7% cada uno.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad