Colonial pierde 739 millones pero reduce su deuda a la mitad

stop

El resultado de 2010 es el 56% más bajo que el año anterior, pero ha saneado 2.731 millones

28 de febrero de 2011 (19:38 CET)

Inmobiliaria Colonial ha perdido 739,2 millones de euros en 2010, el 55,95% más que durante el ejercicio anterior. Un resultado negativo que tiene como contrapunte el intenso proceso de saneamiento que ha vivido el grupo dirigido por Pere Viñolas. A lo largo del año ha reducido su deuda a la mitad, pasando de 6.046 a 3.315 millones de euros.

Colonial ha destinado provisiones extraordinarias por 700 millones de euros con el objetivo de preparar la compañía para el acceso a los mercados internacionales. Deja los números rojos su negocio de alquiler de oficinas, que ha supuesto un beneficio de 70 millones de euros.

Los ingresos por rentas del grupo han alcanzado los 261 millones de euros, un 8% menos. El 67% de ellos (175 millones) corresponden al mercado de oficinas de París, que ya se encuentra en recuperación. El resto se han repartido entre Madrid (47 millones) y Barcelona (39 millones), en un año en que el mercado español ha ralentizado su proceso de deterioro de los valores, según Colonial.

SFL, la filial francesa del grupo, ha mantenido una buena evolución con un beneficio neto positivo de 165 millones de euros y la compra de un 29,9% de SICC de París. Respecto a la capitalización bursátil, Colonial la ha incrementado desde aproximadamente 200 millones de euros en 2009 hasta los 1.785 millones de euros a cierre de la sesión de este lunes.

Contratos

El pasado ejercicio, la inmobiliaria formalizó más de 140.000 metros cuadrados de nuevos contratos de alquiler, alcanzando precios por encima de la media de mercado.

Actualmente tiene en cartera más de 105.000 metros cuadrados sobre rasante, que entrarán en explotación entre 2011 y 2014. Calculan que les supondrán unas rentas anuales aproximadas de 50 millones de euros a precios de mercado actuales.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad