COM Ràdio se prepara para dejar espacio al Grupo Godó

stop

MEDIOS DE COMUNICACIÓN

COM Ràdio está en la Casa Provincial de Maternidad

15 de enero de 2012 (17:42 CET)

La situación económica de COM Ràdio ha propiciado el escenario ideal para que la emisora especializada en información local deje espacio al Grupo Godó. El pasado 29 de diciembre, los directivos de la emisora presentaron al consejo general del Consorci de la Comunicació Local (CCL), sociedad que controla la radio, el presupuesto de 2012. Y entre las propuestas que la cúpula encabezada por Francesc Pena estudia para rebajar los gastos está transformar la radio “en una agencia de contenidos de audio”, según fuentes conocedoras del proceso.

Estos mismos interlocutores aseguran que en la Diputació ya se ha empezado a dibujar la arquitectura legal de la transformación. “Es una alternativa de ahorro que se estudia, pero no hay nada oficial”, afirman los portavoces de la emisora local. Este paso también conllevaría un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) con efectos sobre gran parte de la plantilla.

De hecho, los despidos también afectarían al personal de la Xarxa de Televisions Locals (XAL), que también nació arropada por la Diputació de Barcelona cuando el PSC era la fuerza mayoritaria de la administración provincial, y al de la Agència Catalana de Notícies (ACN), propiedad de la Generalitat. Todo formaría parte de un mismo movimiento para convertir a estos tres medios de comunicación en una agencia de contenidos parecida a la actual ACN pero con la especialización audiovisual y la tecnología de los periodistas de la XAL y COM Ràdio.

Fuentes empresariales recuerdan que dejarían libres muchas frecuencias y el múltiplex que fue asignado a los ayuntamientos cuando se repartió el pastel de la TDT. Varios entes locales dejan en manos de la XAL la emisión de contenidos, total o parcialmente. Y en un momento en el que las administraciones catalanas han iniciado un proceso de privatización para hacer caja, los grandes beneficiados serían las corporaciones privadas de medios catalanes. Ya que la catalanidad pesará en la adjudicación, según las mismas fuentes. Así, el Grupo Godó reforzará sus emisoras de radio y televisión controlando más espacio en el espectro.

Litigio de 22 frecuencias

El primer paso que la emisora ha hecho en este sentido es testimonial. Con el desembarco de Salvador Esteve en la cúpula de la Diputació, informaron de que no recurrirán una sentencia que les obligaba a dejar de emitir en 22 frecuencias de poca potencia que se usan para no perder la señal por varias autopistas de Girona, Barcelona y Tarragona. Pero la comunicación no fue formal “porque el órgano que la tiene que hacer no se reúnen hasta el 26 de enero”, afirman los portavoces de COM Ràdio.

El litigio con la Associació Catalana de Ràdios (ACR), que engloba a las emisoras privadas, nace del reparto de frecuencias que se hizo durante el gobierno de Jordi Pujol conocido como Plà Pilot FM. En este, las radios ocupaban un espacio en el espectro radiofónico que luego se ratificó, ya con el primer tripartito en la Generalitat. Pero en ese momento se olvidaron de justificar la excepcionalidad con la que el CCL concurría al concurso y las radios privadas iniciaron un contencioso alegando que se sacaron las 22 frecuencias de concurso.

Fuentes conocedoras de la operación explican que el recurso de casación ya estaba preparado. Asimismo, consideran que “era bastante simple” ganarlo. “Mucha de la documentación que se presentó en su día fue fuera de plazo, por lo que no se tuvo en consideración en la sentencia”. Pero Esteve ha guardado el recurso en un cajón.

Además de la Diputació de Barcelona, en la emisora municipalista participan económicamente y tienen representación el Ajuntament de Barcelona y la Mancomunitat de Municipis de l'Àrea Metropolitana de Barcelona.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad