Competencia multa con 23 millones de euros a Endesa

stop

El regulador acusa a la eléctrica de abusar de su posición de dominio como distribuidora a raíz de una denuncia de la asociación de instaladores provinciales. La compañía recurrirá

Borja Prado, presidente de Endesa

22 de febrero de 2012 (13:44 CET)

El consejo de la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ha impuesto dos sanciones a Endesa que ascienden a un total de 23,12 millones de euros por un abuso de dominio como distribuidora de energía eléctrica. Las multas tienen su origen en la denuncia presentada por la Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones Eléctricas y Telecomunicaciones de España (Fenie), integrada por 56 asociaciones de instaladores provinciales, que acusan a la eléctrica de no cumplir con la libre competencia a la hora de ejecutar los proyectos.

En su resolución, la CNC señala que Endesa usó la información de la cartera de clientes como distribuidora para ofertar la ejecución de los trabajos de instalaciones eléctricas a los clientes de mayor tamaño del mercado. Una actuación que reprueba por “dificultar que el resto de operadoras presentes en el mercado de instalaciones pueda competir con Endesa”. Por ello, le sanciona con 14,9 millones de euros. Asimismo, el regulador recuerda que ya amonestó a la compañía por esta conducta en 2006 y a otras grandes del sector como E.ON y Gas Natural Fenosa.

La otra multa, de 8,1 millones, es por cobrar a los clientes la ejecución de los trabajos de entronque y conexión en el proceso de instalación. Competencia afirma que es el distribuidor quien tiene que asumir estos costes.

Recurso

La compañía ya ha anunciado que recurrirá la resolución. Los portavoces de Endesa señalan que “no hay lugar” a las reclamaciones de la CNC. Por un lado, asegura que se ha basado en una “intuición” al afirmar que se usaba información de los contratos de distribución para hacer una oferta para la instalación del servicio. Incluso afirman que sería una actuación perfectamente legal, ya que defienden que la normativa del sector deja claro que las empresas pueden hacer un presupuesto siempre y cuando el cliente pueda elegir al instalador con total libertad.

En cuanto al cobro de los trabajos de entronque y la conexión, reconocen que se cobran en casi todos los casos porque forman parte del proceso de instalación. En lo que se basa la factura final.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad