Cornet admite una bajada “agresiva” en los alquileres del Consorci de la Zona Franca

stop

El delegado especial del Estado reconoce un cambio de política y la introducción de bonificaciones por la crisis y las necesidades de caja de la institución

Jordi Cornet, president del CZFB

22 de enero de 2014 (17:17 CET)

El laboratorio chino CCIC de patentes y marcas se instalará en breve en el Consorcio de la Zona Franca de Barcelona (CZFB) con una inversión inicial prevista de casi cuatro millones de euros. Para captar inversiones de este tipo, en los últimos años los gestores de la institución han rebajado el precio del metro cuadrado en la zona de forma muy “agresiva”, en palabras del delegado del Estado en el consorcio, Jordi Cornet (PP). En una conferencia ante los ejecutivos del Fòrum Empresarial Llobregat este miércoles, ha reconocido que los recortes han llegado al 30%.

Para garantizar los ingresos, también han existido “bonificaciones” y “flexibilidad” en los alquileres. Se ha facilitado las condiciones de pago. “Ninguna empresa ha abandonado la Zona Franca por esta cuestión”, añade.

Crisis y necesidades de caja

La crisis y las necesidades de caja de la institución están tras el cambio de signo en las políticas que se aplican en una organización que gestiona 12 millones de metros cuadrados de suelo industrial en Barcelona y su ámbito de influencia y ha impulsado edificios singulares como la Torre Telefónica o el parque tecnológico de Vallès (Barcelona), entre otros.

Cornet ha detallado ante la patronal presidida por Manuel Rosillo que el CZFB cerrará el ejercicio 2013 con unos beneficios de cinco millones de euros. Una cifra positiva que contrasta con las pérdidas de los años anteriores. “Ha cambiado el signo económico del consorcio y del país”, declara. De hecho, el delegado especial el Estado asegura que en la actualidad “ninguna empresa pide acogerse a la bonificación”.

Además de hacer todo lo posible para garantizar la entrada de dinero a un organismo que vive del ladrillo, el CZFB ha conseguido dejar atrás las pérdidas gracias a los ajustes en la estructura de gastos. Cornet reconoce que se han reducido el 20% en los últimos años.

El envite nacionalista perjudica

La incipiente recuperación económica que se vive en el país no es suficiente para que los gestores del consorcio respiren un poco más tranquilos. El delegado especial del Estado asegura que el proceso nacionalista que lidera el presidente Artur Mas (CiU) les ha pasado factura. “El capital busca seguridad jurídica”, afirma, “y me consta que se han perdido inversiones por este motivo”.

Cornet pide que todas las instituciones del Estado vayan “a una”. Incluso en proyectos como el Corredor del Mediterráneo, entre otros, que consolidarían Barcelona como uno de los principales puertos del continente.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad