Damm sólo tendrá que convencer al 10% de los accionistas para excluir la cervecera de la bolsa

stop

La compañía, la única cotizada del sector, estima que la operación culminará el próximo marzo

Comida Café Saigon

29 de noviembre de 2014 (19:03 CET)

Damm tiene agendada este lunes una jornada clave: la junta de accionistas que debe bendecir su Oferta Pública de Exclusión. Los dueños de la cervecera, la familia Carceller, enfrentan la sesión con mucha tranquilidad. Sólo tienen que convencer al 10% de los accionistas que aún no han dado el visto bueno a la operación.

El punto de partida ya era favorable para sus intereses. El 81,6% de la propiedad apoyó inicialmente la OPA de exclusión presentada el pasado 27 de octubre. Los Carceller lideran un grupo de accionistas que mantienen acuerdos de estabilidad y de continuidad en la gestión.

Aprobación por una amplia mayoría

Entre los que han apoyado a los Carceller desde el primer día que plantearon su intención de excluir las acciones se encuentra el grupo de alimentación Dr. August Oetker, las familias Armadàs (Moravia) y Agenjo (Boag Valores) y Pau Furriol. Quedaba otro 18,4% de capital inmovilizado que se debía conquistar para que la OPA de exclusión se apruebe este lunes con una amplia mayoría.

La dirección ha conseguido en un mes que buena parte de este pool se haya comprometido a apoyar la obtención de liquidez con la venta. La opinión del resto de accionistas, entorno el 10%, se conocerá el mismo lunes en la junta.

Rango de precios


El punto más controvertido de la operación ha sido el precio acordado por el consejo de administración, que fija en 5,70 euros el valor de las acciones del grupo en base a un estudio de UBS. El banco suizo ha fijado en 2,67 euros el valor teórico contable de los títulos.

El informe, al que ha tenido acceso Economía Digital, recuerda que la cotización media ponderada del último semestre llega a los 4,37 euros y fija una horquilla de entre 5,17 y 5,84 euros el precio del papel con el descuento de caja. Por lo que la dirección de Damm habría escogido un precio favorable para los intereses de los accionistas minoritarios.

La cúpula también ha señalado a lo largo de las últimas semanas que en otras operaciones similares el rango de precios ofrecidos se ha movido entre los 4,45 y los 5,05 euros. Con todo, fuentes del mercado han criticado que el precio fijado valora la compañía en 1.539,47 millones y la acción en 8,96 veces los beneficios antes de impuestos (ebitda) de 2013, cuando la dirección había señalado en ocasiones anteriores que estaba por encima de estas cifras.

Cotización conservadora

Una evolución bursátil prácticamente plana con un volumen medio de negociación de 7.000 acciones (el 0,003% del total) con incrementos de capital que propician que descienda la liquidez inducen a una opción más conservadora, indican fuentes cercanas a la compañía.

La documentación de la OPV de exclusión ya recuerda que dejar de cotizar es la mejor opción para una compañía con pocos grupos accionariales y mucho capital en pocas manos. La junta de accionistas dará luz verde a abandonar el parqué. Queda pendiente cifrar exactamente cómo de amplia será la mayoría que apoye la operación.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad